¿Mis padres por qué no me dan más libertad?

Los padres, cuando sus hijos están en la adolescencia para darles libertad su decisión se basa en el grado de confianza que los jóvenes hayan generado en ellos.

Cuando en la adolescencia se pretende pedir permiso para salir, los padres en forma automática inician un bombardeo de preguntas como - ¿A dónde vas a ir?, ¿Con quién vas a estar?, ¿Quién va contigo?, ¿A qué horas regresas? y esto genera en el adolescente incomodidad y furia porque para él es un interrogatorio, mientras que para los padres es una forma de tener la información suficiente y necesaria para tomar una decisión sobre la seguridad de su hijo.

Es importante la preparación para la vida adulta y la adolescencia tiene entre sus funciones prepararte para ella. Es un proceso en el cual se va escalonando a poco y si tú te ves en determinado escalón, tus padres te pueden ver en otro muy diferente.

El tema de la confianza entre padres e hijos da lugar a una situación de mucha tensión, de mucho conflicto.

MIS PADRES COMO PUEDEN CONFIAR EN MI?

La clave está en dar siempre prueba de lo que se es. Es decir, entre más se demuestre a los padres que se es una persona en la que se puede confiar ellos más libertad  darán.

Es importante hacerse una pregunta - ¿Le estoy dando a mis padres motivos para que desconfíen de mí y me quiten LIBERTAD?

Es muy fácil, solo hay que responde estas preguntas y se  tendrá  la respuesta.

-¿Hablas con la verdad a tus padres siempre?

- ¿Cuándo tus padres te prohíben por algún motivo determinada compañía, les obedeces?

- ¿Si tus padres corrigen en ti algún comportamiento, realmente tratas de corregirlo?

- Si para tí, tus amigos merecen la confianza de tus padres, ¿te esfuerzas en demostrarles a ellos por qué pueden confiar en tus amigos con hechos y acciones?

- Les has demostrado a tus padres que eres responsable?

- ¿Te tomas el tiempo de hablar con tus padres y expresarles lo que te preocupa?

Al principio de la adolescencia a la confianza no se le da mucha importancia pero a medida que se va madurando esta comienza a ganar un papel muy importante y se trata de no hacer nada que ponga en peligro esa confianza.

Esfuérzate en ser una persona confiable y ganas más LIBERTAD. Realiza el siguiente análisis y podrás darte cuenta en que aspectos puedes mejorar para obtener esa libertad que tanto quieres.

- ¿Cumples con las promesas que haces?

- ¿Eres puntual y respetas la hora de llegada que tus padres establecieron?

- ¿Colaboras con las tareas de la casa?

- ¿Tu habitación la mantienes en orden?

- ¿El celular, el computador los usas con moderación?

- ¿Tus gastos los sabes administrar?

- ¿Para ir al colegio, te levantas sin dificultad?

- ¿Cumples con tus labores academicas sin problemas?

- ¿Hablas con la verdad siempre?

- ¿Reconoces cuando te equivocas y pides disculpas?

-¿Tienes parametros que te ayuden a escoger a tus amistades?

 

Al conocer en que estas fallando puedes encontrar también una forma de fortalecer esta falencia. Antes que nada para realizar un cambio debes estar dispuesto a hacerlo y dejar a un lado el conformismo.

Hablar con la verdad siempre y obedecer a tus padres en todo es la clave para ganar libertad

Si te esmeras en hacerlo pronto veras como las cosas para ti comienzan a cambiar y podrás merecer esa libertad que tanto anhelas. Evita exigirles que confíen en ti. A medida que  te esfuerzas en ser una persona confiable, tus padres pueden ver si mereces esa confianza o no.

Pregúntales a tus padres - ¿Qué puedo hacer yo para que confíen en mí? o preséntales una propuesta de como pretendes obtener su confianza.

Si cumples con tus promesas, si demuestras que eres más responsable de ti mismo y de tu entorno la libertad que quieres llegará. Aprovecha cada oportunidad que se te presente para demostrarles a tus padres que en ti pueden confiar.

Recuperar la confianza perdida es muy difícil, pero si trabajas en fortalecerla con tus padres todo sera mejor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: