Nuestros Padres

Pocas veces al pasar de los años nos damos cuenta de la gente que en verdad nos ama. Ellos son nuestros padres, dulces, tiernos y dignos de alabar. Ellos siempre estan ahí con dedicacion y empeño para nuestra vida agradar. No importa si es de dia o si es de noche con ellos podemos contar. Aún con sus problemas del día a día ellos siempre están ahí para nuestra tristezas o alegrias apoyar. Se quitan el pan de su boca para tu nuestra hambre saciar, nos llevan de la mano hasta que podamos caminar y la vida andar. Si estámos triste nos contentan, solo quieren nuestro BIENESTAR. Si nos caemos nos levantan, sin importar cuantas veces no caigamos, con una tierna sonrisa nos dicen “vamos tú puedes inténtalo otra vez, estoy aquí para tí”.

Nuestros Padres, Padre, bienestar

El Amor de Nuestros Padre

El amor de nuestros padres es inigualable, nada se compara con la frescura y ternura de nuestros padres. Quieren que crezcamos fuerte y que nunca abandonemos nuestras meta o destino. Somos su anhelo divino, con esmero y mucho amor nos cuidan. Nos enseñan a vivir o sobrevir.., a sonreir. Nos susurran palabras hermosas, cosas dulces de la vida. Y aunque muchas veces sean exigentes o tantas veces inflexibles, solo tratan de guiarnos por el mejor de los caminos. A veces con palabras lastimosas pero con amor y bondad siempre quieren nuestro bienestar.

Al pasar de los años

Al pasar de los años vamos creciendo y seguimos siendo su pequeño niño, no importa la edad que tengamos siempre seremos su divino hijo. Pero ya de adultos muchas veces olvidamos quienes nos llevaban de la mano. Hasta lo dejamos solos, abandonados y ni una llamadita le damos. Es bueno recordar que esos seres nos amaron y su vida nos entregaron. Con empeño, gallardia, noches de desvelo y dias sin comer solo porque fiebre teniamos. Estaban tan preocupados que creian que su hijo perderian. No pensaban en sí, solo tú llenabas sus días. Eramos sus sueños, su dicha y hasta su aliento de vida. Nuestros padres que tanto amor nos otorgaron, hoy somos unos ingratos y de ellos nos olvidamos.

Esposos y esposas muchas veces cambiamos como ropa maltratada, pero nuestros padres nunca nos cambian, siempre continuan ahí esperando, solo por un simple abrazo. Esperando un día vernos, como cuando de pequeños llegabamos corriendo para abrazarles y besarles.  Así mismo esperan volver a ver a su hijo corriendo para besarle y abrazarle con el mismo amor de pequeño. ese día es tan esperado y muchas veces lo olvidamos. No importa sin con las manos vacias llegamos solo quieren llenarse de nuestra compañia, y sentir el niño que fuiste un día cuando sus mejores años de vida nos regalaron sin escatimar esfuerzo de vida. Ahora solo quieren volver a sentirnos cerca  y llenarse del dulce placer de tener a su lado aunque sea un rato al ser que les lleno de tanto felicidad. Solo eso bastaria para alegrarles el resto de sus días. 

Amemos y cuidemos a nuestros padres, no importa el pasar de los años. Si alguien merece nuestro amor eterno son llamados NUESTROS PADRES.

 

Esperando ver un día, un cambio en nuestras vidas.

 

Verdemar, 

Madre e hija por demás ejemplar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: