PADRE NUESTRO

LA ORACION QUE JESÚS NOS ENSEÑÓ

Oración en Latín

El Padre Nuestro es una oración que Jesucristo les enseñó a sus apóstoles y que se ha convertido en la oración más importante de la fe cristiana. Fue en su momento una oración revolucionaria para los judíos de los tiempos de Jesús, sin embargo, se fue adoptando poco a poco la idea de que todos somos hijos de Dios, puesto que Jesucristo mísmo así nos lo enseñó al invitarnos a llamar "Padre Nuestro" a Dios.

Padre Nuestro oración en latín

Padre Nuestro

Que estás en el cielo. 

Santificado sea Tu Nombre.

Venga a nosotros tu Reino.

Hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.

Perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

No nos dejes caer en la tentación

y líbranos del mal. Amén.

(Mateo 6, 9 - 13) 

Esta oración se compone de ocho partes: la primera es una invocación Dios nuestro Padre: "Padre Nuestro que estás en el cielo" y las demás son las siete peticiones que le hacemos al Padre. El Padre Nuestro también es una oración de exorcismo, ya que la última petición es "líbranos del mal" y con esta quedamos protegidos de toda presencia maligna en nuestras vidas.

La oración en latin

Pater Noster, qui es in caelis,

sanctificetur Nomen Tuum,

adveniat Regnum Tuum,

fiat Voluntas Tua sicut in caelo et in terra,

panem nostrum cotidianum da nobis hodie,

et dimitte nobis debita nostra

sicut et nos dimittimus debitoribus nostris;

et ne nos inducas in tentationem,

sed libera nos a malo.

Amen.

Su traducción varía dependiendo del tipo de texto, la tradición con la que se reza puede ser diferente en cada región, sin embargo esta oración contiene el mísmo significado en cualquier forma que se diga. Y no sólo nos enseña a llamar a Dios Padre, sino que también nos recuerda que todos somos sus hijos al llamarlo "Nuestro".

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: