fotogarfia

Se refleja en un estanque el brillo del oro que reviste las dos plantas superiores del Pabellón Dorado, llamado kinkaku en japonés y que se encuentra en las cercanías de Kioto rodeado de bellos jardines. Data del siglo XIV y se construyó como una casa de recreo para Ashikaga Yoshimitsu que gobernó en Japón entre los años 1368 y 1394 y que impuso la practica del budismo zen. Desde lejos ya se puede ver el brillo que desprende el revestimiento de oro en las paredes exteriores de las dos plantas altas del pabellón.

fotogarfia

La primera planta tiene una decoración clásica japonesa con pilares de madera y blancas paredes que contrastan con el color dorado de las dos plantas superiores. En su interior se encuentra la estátua de Shaka Buddha y Yosshimitsu. La segunda planta está construída al estilo típico de las residencias de los samurais con una estatua de Bodhisattva Kannon que se encuentra custodiado en las cuatro esquinas con los Cuatro Reyes Celestiales.

fotografia

fotogarfia

La última y tercera planta es de estilo zen chino con una triada de Budas y 25 figuras Boclhisettvas y en el punto más alto del pabellón se encuentra también revestida de oro una estatua del Fenix chino. El Pabellón Dorado es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1994 y en su interior se encuentran las reliquias de Buda. Se puede visitar todos los días de 9 a 17 horas y cuesta 400 yenes. Son muchas los turistas que visitan este lugar con la intención de contemplar de cerca el brillo del oro que reviste las paredes del Pabellón Dorado que como era de esperar, no se puede tocar.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: