oviedo campo san francisco

OVIEDO: EL CAMPO DE SAN FRANCISCO

   El Campo de San Francisco, también llamado Parque de San Francisco o simplemente el Campo, está situado en pleno centro de la ciudad de Oviedo. El parque se halla delimitado por las céntricas calles de Uría, Toreno, Santa Susana y Marqués de Santa Cruz. Un bello espacio ajardinado por donde ovetenses y visitantes pueden pasear y disfrutar de 90.000 metros cuadrados de zona verde en medio de la ciudad.

   Recibe el nombre de San Francisco porque en esa parte de Oviedo había un monasterio franciscano, a cuyos huertos y jardines pertenecían parte de los terrenos del actual parque. Posee grandes paseos como el del Bombé y el de los Álamos, y avenidas como la de Italia y la de Alemania, así como numerosos caminos y senderos más pequeños. El lugar es muy frondoso, y además cuenta con un jardín botánico en el que se pueden admirar más de ciento veinte especies vegetales, con árboles, arbustos y flores de todos los continentes.

mi escritorio

   El agua también juega un importante papel en este hermoso parque de Oviedo, que cuenta con un estanque donde podemos contemplar patos y cisnes, y en sus alrededores viven también otras aves, especialmente pavos reales, uno de los emblemas de este parque, que ofrecen un magnífico espectáculo cuando despliegan sus alas. También hay varias fuentes, como la Fuentona, a un extremo del paseo Bombé, o la fuente de las Ranas, al otro extremo del mismo paseo, llamada así porque está decorada con varias figuras de ranas cuyas bocas son surtidores de agua. También destacan la Fuente del Caracol y la Fuente del Pez, con figuras de los animales que les dan nombre.

mi escritorio

   El Campo de San Francisco de Oviedo se halla engalanado con varias esculturas dedicadas a ovetenses insignes, como el escritor Armando Palacio Valdés, el también escritor Leopoldo Alas Clarín, que aunque nació en Zamora era hijo de asturianos y siendo niño toda la familia regresó a Asturias; el general Sabino Fernández Campos, natural de Oviedo, que fue Secretario y Jefe de la Casa Real; o el dibujante Alfonso Iglesias, entre otros. Y no podía faltar también una estatua de San Francisco de Asís, el santo que da nombre al parque y de quien se dice que se detuvo en Oviedo cuando hacía el Camino de Santiago, promoviendo la construcción de una ermita que sería el antecedente del convento franciscano que había en el lugar del actual parque.

   Otras construcciones dentro de este parque de Oviedo también son destacables, como las ruinas de la puerta de una iglesia llamada de San Isidoro, románica. Un kiosco de música del siglo XIX, con la típica construcción de los kioscos de la época: más o menos circular, con un zócalo, una barandilla, unas columnas y un techo abovedado. O el Escorialín, llamado así por la cantidad de tiempo que tardó en construirse, es un pequeño edificio que actualmente aloja una oficina de turismo y un mini invernadero.

Osos en el Campo de San Francisco de Oviedo

   Entre los años cincuenta y los setenta, vivieron en este parque de Oviedo una pareja de osos llamados Perico y Petra. Eran hermanos y acababan de perder a su madre cuando los trasladaro al Campo de San Francisco de Oviedo. El oso murió a los cuatro años de ser trasladado al Campo de San Francisco mientras que Petra, la osa, vivió bastantes años más, hasta la década de los 70. En aquellos años, los osos de Oviedo eran  un importante foco de atención y de visitas, tanto por parte de los habitantes de Oviedo, como de ciudadanos de otros lugares que se hallaban visitando Oviedo. En el lugar donde habitaron, una gran jaula circular, actualmente hay un parque infantil que ha conservado esa forma redonda.  

mi escritorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: