Que El resplandor sea considerada una de las obras maestras del cine de terror hay que deberselo a Stephen King, creador y padre de uno de los libros mas terroríficos de este género. Su enorme éxito puede residir en nuestros propios miedos, ¿quien aguantaría sin temblar de terror en un antiguo hotel entre montañas, solitario, y rodeado de nieve?, y mas cuando solo sois tres personas que debeis vivir alli durante un invierno y el hotel cobra vida. La soledad, la claustrofofia, el miedo a lo desconocido, son fobias relaes, instintos que todos hemos sentido alguna vez, y si, ademas,a esto le añades las terroríficas presencias que pueden ocultarse tras las puertas cerradas de un hotel que fue escenario de violentos crímnes, ya tienes el pack completo,terror puro y duro. Las fuerzas malévolas de un hotel de las rocosas se hacen notar, los setos con formas de animales se abalanzan sobre ti cuando les das la espalda, ves esa mujer en la bañera que lleva muchos años muerta, descubres al fondo de un pasillo los fantasmas de las gemelas Grady, asesinadas por su propio padre, unas niñas que merodean eternamente por los interminables pasillos del hotel, y que quieren que juegues con ellas "para siempre". Sabes que estás ahi porque unas fuerzas malignas obligaron a tu padre, alcohólico, a permanecer ahí, encerrado y preso de su propia locura, emborrachandose en un bar lleno de gente, en un baile que fue, pero que ya no está. Un baile que vuelve a revivir. Tu padre, atormentado por pesadillas en las que asesina a su familia, se vuelve agresivo, y esa locura puede desembocar en otra tragedia mas de la sangrienta historia del hotel Overlook.

Mucho mas fiel al libro que la película de Stanley Kubrick es la versión que Warner Bros hizo para la televisión, rodada en el verdadero hotel Stanley, ubicado en Colorado, donde en una de sus habitaciones, el gran King empezó a idear esta historia. Quizas porque tambien él mismo pudo haber vivido alguna experiencia sobrenatural en alguna de sus habitaciones. El hotel Stanley, que data del año 1909, es uno de los edificos mas embrujados de América, conocido como "el hotel maldito", incluso teniendo que estar una de sus habitaciones cerrada al público, mas concretamente la 418. Huéspedes que vieron niños corriendo, risas que se oyen en el aire, grifos que se abren solos, son solo algunos de los "atractivos" con los que cuenta este hotel, uno de los destinos favoritos para quienes quieran vivir una experiencia absolutamente terrorífica, en el sitio exacto donde se rodó la versión larga de El replandor y sintiendo el miedo correr por tus venas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: