hombre de hielo

ÖTZI

EL HOMBRE DEL HIELO

19 de septiembre de 1991. Dos alpinistas alemanes procedentes de Núremberg escalan los Alpes. Cerca del pueblo llamado Ötztal (Valle de Ötz) encuentran el cuerpo de una persona inmóvil, fallecida y congelada. En un primer momento, pensaban que se trataba de un alpinista que se congeló en este lugar. Cuál fue la sorpresa, cuando se afirma que se trata de un cuerpo momificado por congelación de unos 3300 años de edad.

El cuerpo fue trasladado por las autoridades austríacas a Innsbruck, donde permaneció durante unos siete años aproximadamente. Durante este tiempo, el cuerpo fue estudiado y examinado exhaustivamente. Al finalizar dichos estudios, Ötzi, la momia congelada de los Alpes, fue entregado al Estado italiano, quien reclamaba el cuerpo como propiedad, dada la cercanía a la frontera entre Austria e Italia donde fue hallado.

ÖTZI, bautizado EL HOMBRE DEL HIELO,  fue tallado, pesado y estudiado bajo microscopio. Gracias a los avances científicos, hoy sabemos que medía 159cm, falleció a los 46 años y habrá pesado unos 50 kg. Tras examinar sus tejidos y gracias al genoma humano, los científicos afirman que su grupo sanguíneo era 0+, era intolerante a la lactosa y padecía problemas vasculares, además sufrió de artritis. Igualmente tenía caries y parásitos intestinales. Tras analizar su intestino, afirman que había consumido carne, pan o algo similar y una fruta, probablemente ciruelas, pocas horas antes de fallecer.

Los científicos han analizado hasta la ropa que ÖTZI llevaba puesto. Hoy en día ya sabemos que su gorro estaba hecho de la piel de un oso, llevaba un chaleco y zapatos elaborados de la piel de cabra y los zapatos estaban tejidos de cuero.

Ötzi fue sometido, incluso, a una prueba de TAC que demostró una herida de flecha en el pulmón. Su tallo había sido quitado o bien por él mismo o por una persona que estuviera junto a él en este tiempo. Además de unos cortes en el pecho y en su mano derecha, poseía unas contusiones.

El Instituto Nacional de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck ha realizado una investigación basada en la sangre y el ADN de Ötzi, el hombre del hielo. Su ADN ha sido comparado con el de un gran número de austríacos voluntarios y, hasta ahora, se han localizado hasta 19 personas descendientes de Ötzi, puesto que ha sido posible relacionarlos genéticamente. Pero la ciencia va aún más allá. Se ha barajado la posibilidad de fecundar unos óvulos con el ADN del hombre de nieve y muchas mujeres se han declarado dispuestas de concebir un hijo de Ötzi.

hombre de hielo

hombre de hielo

hombre de hielo

hombre de hielo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: