El Otoño trae muchas cosas positivas

¿Es positivo el Otoño?

Otoño; una estación en la que la naturaleza nos habla. El tiempo pasa sin detenerse y apenas nos paramos a pensar qué es lo que nos quiere decir cada época del año. Cuando nos queremos dar cuenta ha pasado velozmente un año más de nuestra vida y con el Otoño ya empezamos a pensar que se acerca otro año más. ¿Qué tiene pues de positivo el OTOÑO? ¿Qué es lo que nos quiere decir una estación tan extraña e incierta?

Siempre pensamos en el Otoño como la época de la caída de la hoja, el final de un ciclo que anuncia la decadencia y muerte, que es el Invierno; pocas veces nos paramos a pensar que es una oportunidad que nos ofrece la naturaleza para la reflexión; el momento de pensar en qué es realmente aquello que debemos apartar -dejar caer- de nuestro propio corazón.

La estación del Otoño es extraña e incierta tal y como la vemos, pero si pensamos en positivo, es época de cambio para nuestras vidas. Es el momento de empaquetar muchas de las cosas en las que nos hemos comportado como seres negativos y preparar la mudanza, para que cuando llegue el camión de la basura del invierno, se las lleve para siempre, y si es posible, para que no vuelvan jamás.

El pastel de colores del Otoño es hermoso

Tiempo de cambio

Tal vez no debiéramos mirar el Otoño como algo negativo; tal vez al contrario, es tan positivo, tiene tantas cosas de las que alegrarnos. A pesar de que el futuro siempre es incierto, el Otoño ya está anunciando una nueva vida. Un periodo de decadencia, de cambio y tansformación, no es otra cosa que el anuncio de algo nuevo y éste anuncio no tiene que ser negativo, pues el propio cambio es la oportunidad de abandonar todo lo viejo que existe en nosotros, para convertirnos de nuevo en seres humanos, tal y como la naturaleza tenía planeado de nosotros.

¿Quién no quiere ser por dentro mejor de lo que es? ¿Quién no cambiaría muchas cosas que no nos gustan de nosotros mismos? Pues la imagen del Otoño es la representación que la naturaleza nos da para que iniciémos ese propósito de cambio, y lo que es más importante, para que lo llevemos a cabo.

Tiempo de espera; tiempo de limpieza; tiempo de reflexión; tiempo de ser positivo. Llenemos pues el baúl o el cubo de la basura, de todas aquellas cosas que nos sobran y nos pesan, para que el Invierno se las lleve y, cuando regrese la Primavera, tengamos hueco para meter cosas nuevas; aquéllas que nos hacen ser mejores personas, verdaderos seres humanos; creados para hacer el bien y desear el bien. Porque en el fondo, quien nos hizo, sólo no hizo para que fuéramos por el mundo haciendo el bien. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: