Oscar Wilde, bien conocido por sus letras y un tanto por su excentricidad, en una época pudorosa y recatada para entender su arte y sobretodo su personalidad, su vida transcurrió en el mas puro estilo de refinamiento que pudiera conocerse, llegando a ser un dandy amante de la belleza y el estéticismo, reconocido por obras como el retrato de Dorian Gray, el gigante egoísta, la importancia de llamarse Ernesto y la mas reveladora de todas, de profundis, donde narra su idilio amoroso con el joven Bossie, una relación tormentosa y en ocasiones insoportable, algunos lo consideran poco sincero. Sin embargo la sociedad nunca le perdono, a pesar de su talento, su orientación homosexual, llegando incluso a la cárcel y a morir en la miseria, aun se le sigue alabando por su obra, pero que hubiera sido si la sociedad, no solo la irlandesa, lo hubiera aceptado "a pesar" de su homosexualidad, tal vez sus obras hubieran llegado a extremos estéticos insospechados, tal vez se le hubiera elogiado y hubiera sido un punto de referencia y un modelo a seguir de la comunidad, no solo la homosexual, sino de todo aquel que buscara vivir rodeado de objetos bellos y exóticos, como lo hizo Oscar Wilde, buscando la felicidad en la belleza que trae la vista.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: