Orson Welles: la guerra de los mundos

ORSON WELLES: LA GUERRA DE LOS MUNDOS


¡Los marcianos han aterrizado! Este grito fue el clamor durante la célebre emisión de radio.

El domingo 30 de octubre de 1938, una voz sombría interrumpió una emisión de radio. Pocos minutos después de las ocho de la noche, la voz advertía a los oyentes: "Señoras y señores tengo que hacer un grave anuncio...".

La emisora emitía a través de una red nacional de radio. El grave anuncio consistía en que los marcianos habían aterrizado  y que estaban barriendo toda la resistencia en unas series de sangrientas batallas. Los hombres del espacio estaban ocupando norteamérica. Era una obra teatral. Pero la gente se tomó la obra como algo real. H. G. Wells. Orson Welles. Orson Welles. Orson Welles.

 ORSON WELLES: LA GUERRA DE LOS MUNDOS

Orson Welles: la guerra de los mundos

Orson Welles: la guerra de los mundos

 Seguro que todos sabemos esta curiosa anéctoda de Orson Welles. En 1938, la radio era como la televisión actual. Había mucha competencia. Y se medían los rankings de audiencia. El programa líder era el show de Charlie de McCarthy. Orson Welles emitía en otra cadena: era la competencia. Una ridícula competencia del 3%. No tenía nada que hacer. El programa comenzó de forma habitual. ORSON WELLES y su Treatro Mercury del Aire recreaba La guerra de los mundos, creación de H. G. Wells. La voz impresionante de Orson Welles les decía: "Ahora sabemos que, desde comienzos del siglo XX, nuestro planeta está siendo observado muy de cerca por inteligencias más desarrolladas que la nuestra". Nada podía presagiar los acontecimientos que estaban a punto de acaecer.

La suerte es importante en la vida. Una cosa no es casual si no intervienen otras casualidades. Pues bien, casualmente ese día, el show de Charlie de McCarthy estrenó nuevo cantante cono principal atracción. El cantante fue presentado a las ocho y diez minutos. No gustó. Entonces, los oyentes giraron el dial y se encontraron: la guerra de los mundos.

En aquel momento, los oyentes que sintonizaron desde el principio la emisión, ya habían olvidado de que lo que oían era una obra teatral. Imagínense lo que pensaron los nuevos espectadores que trajo el azar.

¿Cómo no creerlo? El locutor de la CBS, Orson Welles, lo decía:

"Señoras y señores: tengo que hacer un grave anuncio. El extraño objeto que cayó esta tarde en Grovers Mills, no era un meteorito. Por increíble que parezca, el objeto contiene seres extraños que, según se cree, constituyen la vanguardia de un ejercito proveniente del planeta Marte." H. G. Wells. Orson Welles. Orson Welles. Orson Welles.

Orson Welles: la guerra de los mundos

Orson Welles: la guerra de los mundos

Orson Welles pidió disculpas al día siguiente.  Estaba sorprendido. El poder de las ondas siempre fue evidente.  Algunos lo dudaban. A partir de ese hecho, ya no. Normal. H. G. Wells. Orson Welles. Orson Welles. Orson Welles.

Orson Welles: la guerra de los mundos

Fuentes consultadas: The World`s Greatest Mistakes.

Fotos: www.kalipedia.com

         http://www.zonadvd.com

Orson Welles: la guerra de los mundos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: