madera

ORIGEN DE LA SUPERSTICIÓN "TOCAR MADERA"

   Se dice "toca madera" cuando estamos hablando de algo malo que nunca nos ha sucedido, o cuando emprendemos algo que queremos que nos salga bien. No sólo se dice, sino que se hace: tocamos algo que sea de madera. Tanto si se cree en esta superstición como si no, muchas personas tocan madera de forma instintiva. Esta superstición existe en muchos países del mundo.

Al parecer, el origen de esta creencia procede de los celtas, que consideraban sagrados a los árboles por ser representaciones de los dioses y creían que al tocarlos desaparecían los males. El roble era el árbol a quien más poderes atribuían, ya que lo relacionaban con su dios principal, Dagda. Pero era un árbol vivo lo que tenían que tocar para que surtiera efecto. No servía un objeto hecho de madera, puesto que en ese caso, la madera pertenecía a un árbol muerto, ya sin poderes.

madera

   Se dice que también los egipcios, los griegos y los indios de Norteamérica relacionaban a los árboles con el poder y con las divinidades porque veían que cuando había tormentas muchos rayos caían sobre los árboles, lo que les hacía creer que los árboles tenían algo de sobrenatural, como así lo creían de las tormentas y los rayos. Por eso también eran aficionados a tocar el tronco de los árboles para obtener fuerza y protección, y también era el roble el que consideraban más poderoso y efectivo.

   En la tradición cristiana, tocar madera se relacionaba con la cruz en la que murió Jesucristo, a la que atribuían un poder mágico y protector. Por todo el mundo existen pequeños fragmentos de madera venerados como reliquias que mucha gente cree trozos de esta cruz. También dentro del ámbito cristiano, el hecho de tocar madera podría referirse al rosario, puesto que los rosarios más antiguos se elaboraban con cuentas de madera de caoba. En ese caso, "voy a tocar madera" sería sinónimo de "voy a rezar el rosario" o simplemente "voy a rezar"; este probable origen tendría un sentido más religioso que supersticioso.

madera

   Tanto si el origen de tocar madera está en la tradición como en la superstición o en la religión, o en todo junto, no hay duda de que es una idea que arraigó profundamente en numerosas civilizaciones y que ha llegado hasta nuestros días. Cualquier objeto de madera sirve para tocar y protegerse cuando viene al caso, desde el tronco de un árbol real hasta juguetes, pasando por cajas, recipientes y cubiertos de cocina, marcos, lápices, pinzas, figuras decorativas etc, y aunque la tradición dice que la madera que se toque no debe ser un objeto con patas, poca gente hoy en día excluye las sillas y las mesas de la lista de objetos que valen para tocar y protegerse. Los más supersticiosos llevan siempre encima algún amuleto de madera como colgantes, llaveros o pulseras con distintos diseños y formatos, por si al llegar el momento de tener que tocar madera no encuentran nada alrededor.

origen superstición tocar madera

Origen de la superstición conocida como "tocar madera"

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: