La clasificación de residuos por su origen se realiza de acuerdo con el uso y localización, destacándose los siguientes:

Residuos domésticos Procedentes de las distintas actividades de la vida en comunidad. Se presentan en dimensiones manejables y generalmente en recipientes (bolsa, contenedores, etc.) en efecto; son los que más se asocian con la idea generalizada de residuo sólido urbano. Aunque son de naturaleza muy diversa, se pueden agrupar en: residuos orgánicos y residuos inorgánicos (coloidales no seleccionados, y putrefactibles).

Residuos voluminosos: como los Electrodomésticos, los cuales no se reciclan se le denominan muertos:

Aceites minerales usados: de la revisión de vehículos, los talleres deben tener unos depósitos donde los depositen y la gestoría de MA saben la cantidad que desechan.

Neumáticos: el transporte es caro y consumen mucho espacio. Para almacenarlos tenemos problemas porque son antiestéticos.

 

Residuos industriales: Son materiales sólidos, líquidos, gaseosos o pastosos, que tras un proceso de producción, transformación, utilización o consumo, su productor lo destina al abandono. Su composición es muy variada, de manera genérica lo podemos clasificar en dos grupos: inertes y peligrosos. La industria fotográfica utiliza sales de plata por lo que hay industrias que se dedican a recuperar la plata de las emulsiones.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: