En un artículo anterior sobre los agujeros negros, dejamos varias preguntas en el aire, con el fin de no hacer la lectura demasiado pesada. Sin embargo, y para aquellos que estén interesados en continuar descubriendo un poco más de los agujeros negros, daremos respuesta a algunas de ellas.

La primera pregunta que nos hicimos fue ¿qué es un agujero negro?, quedando ya contestada anteriormente. Abordamos ahora la siguiente cuestión:¿Por qué están ahí? ¿Cómo se forman? ¿ Por qué no vuelven a colapsar tras un instante de existencia, como las pequeñas imitaciones que hacemos en nuestros laboratorios terrestres?

Cabe destacar que existen varios tipos de agujeros negros, agrupados en macroscópicos y microscópicos ( o hipotéticos ) Enfocaremos este artículo hacia el origen de los agujeros negros macroscópicos, por ser su estudio algo más tangible que el de sus hermanos pequeños.

Ya sabemos que los agujeros poseen una densidad enorme, y de ahí se deduce su gran poder gravitacional. Un agujero negro joven (asumiendo como joven lo que se considera como tal cuando hablamos del Cosmos, es decir, varias decenas de millones de años) no pesa mucho más que una estrella grande, precisamente porque es de ellas de donde surge.

En un principio, las estrellas consumen el hidrógeno de su atmósfera, transformándolo en Helio por medio de una reacción nuclear de fusión (nuestra energía  del futuro, cuando inventemos un recipiente capaz de aguantar la temperatura del Sol sin fundirse).
Hay muchísimo hidrógeno en estado de plasma en las estrellas, pero es limitado.

Cuando las reservas de hidrógeno de la estrella comienzan a agotarse, se produce un fenómeno curioso. En primer lugar, la estrella pierde luminosidad y empieza a aumentar su volumen, desprendiéndose de las capas superiores agotadas de combustible. A las estrellas que pasan por este ciclo se les conoce como Gigantes Rojas.

En el centro de todas las capas desprendidas, se forma otro tipo de estrella, de luminosidad muy alta y tamaño parecido al de un planeta mediano, conocida como Enana Blanca. Cuando la Enana Blanca ha agotado finalmente todo vestigio de materia combustible que le quedaba, pasa a formar una enana marrón o, finalmente, una enana negra, aunque este tipo de astros aún no existen en nuestro Universo por ser demasiado “joven”

Sin embargo, si las estrellas poseen la masa crítica suficiente (unas 40 veces la masa de nuestro Sol) siguen un camino un tanto diferente.  Cuando se va aproximando el momento de quedarse sin energía, comienzan a formar la Gigante Roja pero, una vez se empiezan a desprender capas. Este desprendimiento de capas llega a un límite cuando la estrella consume toda la energía de su núcleo en una explosión conocida como Supernova. El centro de nuestra estrella puede perder toda la materia que lo caracterizaba, conservando sólo los neutrones.  De esta manera, se consigue un cuerpo de densidad elevadísima, que emite potentes radiaciones de todas las longitudes de onda a lo largo y ancho de todo el Cosmos, que van variando la dirección de su chorro. También cabe destacar que un Púlsar, debido a estas fuertes radiaciones y a sus intensísimos campos magnéticos polares, giran sobre sí mismos a una velocidad increíble. Se ha llegado a detectar púlsar que llegan a girar hasta 1000 veces por segundo (existen pocos motores en la actualidad que alcancen esas 60.000 rpm)

A pesar de ello, al igual que la estrella puede seguir todo ese proceso y crear un Púlsar que emita radiación como un potente faro cósmico, la vida de una estrella puede tener un final mucho más oscuro. La enana blanca puede sufrir un proceso de compactación debido a su gravedad propia para irse concentrando cada vez más y más hasta colapsar en un agujero negro.

Una vez se forman, los agujeros negros comienzan a succionar toda la masa y energía de la cual disponen a su alrededor, consiguiendo una mayor masa para sí y creciendo de esta forma su poder de absorción.

Pero entonces, ¿Hasta cuándo siguen “comiendo “planetas, estrellas o galaxias enteras estos devoradores de apetito insaciable? ¿Qué ocurre cuando nos acercamos con nuestra nave al borde de un agujero negro?

Todo a su debido tiempo, mis amigos del Artigoo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: