fotografia

Estas fiestas estuvieron prohibidas por el régimen de Franco desde 1936, no obstante se celebraban en privado y a escondidas en algunos lugares del país. Lo que hizo que se concediera un permiso especial a la ciudad de Cádiz en 1948 fue la fatídica explosión del polvorín de minas que el ejercito había instalado en San Severiano que ocurrió en 1947. El gobernador de aquel tiempo ante la tristeza y desolación que había en la ciudad que tenía fama de ser la más alegre de Andalucía, y se había convertido en un cementerio, pensó en concederles un permiso especial para que salieran los coros y lo tramitó con el gobierno de Madrid dado que seguían los carnavales prohibidos. Se celebraron festejos sin máscaras ni disfraces y se llamaron Fiestas Típicas Gaditanas que fue como un carnaval encubierto.

fotografia

Los gaditanos se encontraban aterrados ante la terrible explosión causada por el polvorín que destruyó casi toda la ciudad. La onda explosiva arrasó el barrio de San Severiano, los chalets de Bahía Blanca, el Hogar del Niño Jesús, el sanatorio, los astilleros, y casi toda la ciudad se quedó en ruínas. En la Casa Cuna murieron los niños y las monjas y se publicó que fueron 150 muertos (las cifras fueron maquilladas) y 5.000 heridos. Los edificios quedaron destartalados y las puertas de la plaza de toros y edificios importantes fueron arrancados de cuajo por la onda expansiva.

fotografia

fotografia

Se dijo que las consecuencias de la explosión fueron que las minas almacenadas en el polvorín no estaban en buenas condiciones de conservación y por el calor explotaron. No obstante también corrió el rumor de que fue un atentado contra el régimen de Franco. Tras las terribles consecuencias se inició la recontrucción en un país empobrecido y los gaditanos pasaron muchas necesidades. Se supo más tarde que Argentina mandó gran cantidad de alimentos pero a Cádiz llegó muy poco pues fueron desviados a otros puntos del país ya que España en aquellos años de la posguerra estaba totalmente aislada.

fotografia

Actualmente, los carnavales más famosos del país son el de Cádiz y el de Tenerife que han sido declarados de Interés Turístico Internacional y todos los años entre enero y febrero se celebra en Cádiz en el Gran Teatro Falla  el Concurso de Agrupaciones del Carnaval que se retransmite por televisión teniendo gran cantidad de seguidores tanto españoles como extranjeros. No obstante, las personas mayores y sus descendientes no olvidan las consecuencias que tuvo para Cádiz el almacenamiento durante la guerra de material bélico en la ciudad.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: