cambio hora

ORIGEN DEL CAMBIO DE HORA

El cambio de hora Verano - Invierno

La primera vez que se propuso adelantar la hora del reloj durante la estación de verano para aprovechar más la luz solar se remonta al siglo XVIII. El científico y diplomático norteamericano Benjamín Franklin fue el primero en proponer este cambio en el 1784 para ahorrar velas. Sin embargo, en aquella época se quedó tan sólo en una propuesta. Años más tarde, en 1905, fue el constructor británico William Willet quien propuso nuevamente el cambio de hora. Mientras paseaba una mañana en caballo antes de su desayuno habitual, pensaba en su afición al golf y se preguntaba cuántas personas no estarán desaprovechando un tiempo valioso en las mañanas veraniegas, mientras él mismo tampoco podía aprovechar todo el tiempo que quisiera y pudiera para dedicarse a aquello que más le gustaba. Este pensamiento le llevó a publicar su propuesta del cambio de hora en el año 1907. No obstante, William Willet falleció en el año 1915, por lo cual tampoco vio realizado su deseo.

Alemania fue el país pionero en aplicar el cambio de hora. Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918), se plantearon el hecho de ahorrar en combustible y, para lograrlo, una de las medidas que decidieron aplicar fue cambiar la hora. Fue el emperador Guillermo II quien decretó la ley del cambio de hora el 30 de abril de 1916. Los países aliados y los ocupados se sumaron a esta decisión. Los Estados Unidos y España tardaron dos años más para aplicar esta normativa, pero se sumaron, finalmente, en el año 1918.

Después de la Segunda Guerra Mundial, cada vez más países se sumaron a esta medida de ahorro energético. Ya en 1973, a raíz de que los países miembro de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) impusieran un embargo petrolero como importantes medidas económicas, el cambio horario encontró cada vez más adeptos y, ya en el año 1974, se generalizó.

EL CAMBIO DE HORA es, actualmente, una costumbre muy común en Europa y en el Norte de América. No obstante, existen muchos otros países que nunca la han aplicado, mientas otros aplicaron esta norma durante unos años, y la volvieron a abandonar. Así, por ejemplo, es el caso de Rusia, quien introdujo esta norma en 1917, pero la volvió a abandonar tan sólo cinco meses después. En el año 1981 la volvieron a adoptar, pero en 2011 fue nuevamente abandonada.

Aunque la idea del cambio de hora fue aparentemente reciente y se introdujo en nuestra cultura moderna por razones de ahorro energético, al parecer en las civilizaciones antiguas ya se aplicaba un sistema similar al que conocemos actualmente, ajustando su horario diario a la luz del sol. Los romanos, por ejemplo, utilizaban las clepsidras, que son los relojes de agua, y cambiaban las escalas para diferenciar los meses de verano.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: