Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos

Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos

El origen de los ataúdes proviene del sur de la antigua Mesopotamia. Los enterramientos de estas características más antiguos, están fechados 4.000 años a. C. El pueblo sumerio amortajaba a sus muertos, metiéndolos en cestos de junco trenzados. Mucho tiempo atrás, el hombre de Neandertal había sido el primer hombre que enterraba a sus difuntos, y además, los enterraba en posición de durmiente. Se cree que en ese momento adquirió conciencia de la muerte y le causo temor, porque era algo desconocido.

El temor del hombre primitivo pasó al hombre actual y los ritos ceremoniales de los enterramientos se fueron haciendo más sofisticados. Nada podía fallar. Cualquier error u omisión podía perturbar el descanso de los muertos y la paz de los vivos.


(((...Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos...))))


Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos

Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos

Ese temor se convirtió en TERROR en algunas civilizaciones. Que un muerto se levante de su tumba ha sido y seguirá siendo la peor pesadilla del ser humano. Por tal motivo, algunos pueblos del Norte de Europa: ataban, decapitaban y les cortaban los pies a sus difuntos. Como si el hecho de estar muerto no supusiera, en sí mismo, ninguna imposibilidad para levantarse y caminar.

Las estrategias fueron numerosas y longevas. Incluso, algunas perduran todavía. Por ejemplo la de la cultura mediterránea, a la cual pertenezco. El pueblo mediterráneo no ata, ni decapita, ni mutila, pero entierra lejos. Mucho. Desde siempre los cementerios se sitúan lo más lejos posible de los vivos, aunque ello dificulté las tareas de limpieza y cumplimiento de los ritos florales, también dificulta las visitas de los muertos.

Ese terror a que los muertos regresen de las tumbas convertidos en una maléfica y agresiva criatura, se puede ver cada cierto tiempo en un estreno mundial y suelen llenar las butacas más que cualquier otro tema. La literatura está también cuajada de estos muertos vivientes. Pensar que un muerto nos persigue, nos atrae en la misma proporción que nos espanta y hacemos cosas extrañas para evitarlo, como hacían las culturas antiguas. Cosas tan estrambóticas como hacer un agujero en la pared para sacar al difunto y evitar sacarlo por la puerta. Creían que los muertos volvían por donde se iban y, como luego tapaban el agujero… ya no podía entrar.


((((...Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos...))))


Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos

Ahora no creemos en esas cosas, ¡qué va!: somos hombres modernos, pero seguimos enterrándolos lejos, bajo metro y medio de arena y dentro de un ataúd cerrado. Bien cerrado con clavos. O también en un panteón, en ataúdes, dentro de una cripta con una piedra de 300 kilos bloqueando la salida. De los nichos en vertical ni hablamos.

En fin, los vivos con los vivos y los muertos con los muertos.

Crédito de las fotografías:

by richardro.

http://richardro.deviantart.com/


((((...Origen de los ataúdes: juegos de terror psicológicos...))))


ORIGEN-ORIGEN-ORIGEN-ORIGEN.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: