Organizar una boda civil diferente no es difícil si le echas imaginación. Ni siquiera tienes que acudir a los servicios de una empresa planificadora de bodas. Puedes hacerlo tú misma y ahorrarte un dinero.

Empieza por pensar en una boda emocionante. ¿Qué te emociona? ¿Qué emociona a tu chico? ¿Qué emociona a tus familiares? ¿Qué emociona a tus amigos? La música, por ejemplo, es muy importante para que la gente saque los pañuelos y los moje de lágrimas de felicidad. Haz una lista con las canciones que os gusten. Si quieres iniciar el baile de la fiesta, con una canción que no sea un vals, hazlo. Es tu boda. Una amiga mía abrió el baile de su boda con una canción de Estopa, su grupo favorito. Yo le daría un gran protagonismo a la música: música para entrar en la iglesia, para salir de la iglesia, para entrar en el banquete, para cada plato del menú, para el baile...

Organizar no es un trabajo tan cansado como puedes pensar. cuando organizas tu boda según tus gustos, es coser y cantar. Todo cae de cajón. Estás haciendo lo que deseas para tu día especial. Eliges el vestido que quieres, los zapatos que te gustan, el restaurante que te entusiasma, el menú con los platos que te vuelven golosa, el coche que quieres que te lleve vestida de novia al lugar donde te convertirás en esposa de tu chico y él en esposo tuyo.

Una boda civil diferente es inolvidable. Tus invitados hablarán de ella tanto o más que si hubieras dado tu sí quiero ante un altar y un cura vestido con ropajes blancos. ¿Quién no recordará un menú de hamburguesas y pizza porque te has atrevido a cambiar la aburrida mariscada que te imponen en los restaurantes por esa comida rápida que hizo siempre las delicias de tu paladar? Puedes hacer mucho para que tu boda civil sea inolvidable. ¿Te atreves con esa boda civil diferente?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: