Enfadado cuando el ordenador no responde

Cuando el ordenador no responde tienes que hacer acopio de paciencia para no estropearlo cuando tecleas y tecleas cada vez más fuerte esperando que despierte. Lo humanizas y piensas: «Eres bobo… No hay cosa más estúpida que esta máquina… ¿Quieres responder de una vez?» Pero lógicamente sigue sin reaccionar y mientras buscas opciones para solucionarlo, el tiempo pasa y lo que quieres hacer te lo impide «la maquinita».

Cuando el ordenador no responde te puedes encontrar con situaciones inesperadas. Un día cuando salía de casa temprano, me sorprendieron unos gritos desaforados que provenían de la casa de enfrente. Pensé que alguien estaba discutiendo por los insultos que decía, seguí mi camino hasta mi puesto de trabajo. A media mañana llegó un compañero hecho un desastre con el aspecto de no haber dormido durante toda la noche. Le pregunté si estaba enfermo y me respondió: «No me pasa nada, pero a mi maldito ordenador si le va a pasar como vuelva a suceder lo de anoche. Estuve a punto de tirarlo por la ventana porque se puso tonto y no había forma de que respondiera.» Le pregunté que dónde vivía y al decirme el nombre de la calle, no pude evitar reír a carcajadas. Se quedó atónito ante mi reacción y cuando le expliqué lo que me había sucedido empezó también a reír comentándome que por supuesto se trataba de una pelea, pero sólo con el ordenador. Os aseguro que esta anécdota es cierta.

Cuando el ordenador no responde tienes dos opciones o te tranquilizas o le das un golpe y, como son demasiado caros, mejor armarse de paciencia y esperar a que reaccione.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: