La oración por la unidad

LA ORACION POR LA UNIDAD

Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. (Juan 17:23)

La unidad, como se indica aquí, es el compartir una vida. Fíjate en el versículo 23 de nuevo: “Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectos en unidad”. Eso es bastante diferente, ¿no es así? La estrategia divina por la cual el Señor piensa traer el mundo a una conciencia de Jesucristo es el crear en medio del mundo una familia, una vida de familia, una vida compartida, para que los hombres y las mujeres en todo el mundo, al convertirse en miembros de esa familia por medio del nuevo nacimiento, entren en un círculo familiar que es inconfundible y tan lleno de gozo y calidez que los incrédulos, observándolo, tendrán envidia de ello y, como huérfanos vagabundos con sus narices contra la ventana, quieran unirse a la calidez y la hermandad del círculo de familia. La cosa notable es que cuando la iglesia es así, no hay ningún ímpetu evangelistico más potente.


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: