Acordaos,¡oh Nuestra señora del Sagrado Corazón!,

del inafable poder que vuestro divino hijo os ha dado

sobre su Corazón adorable.

Llenos de confianza en vuestro merecimientos,

acudimos a implorar vuestra protección,

¡oh celeste tesorera del Corazón de Jesus,

de  ese Corazón que es el manantial inagotable

de todas las gracias, y el que podeis abrir a vuestro gusto

para derramar sobre los hombres

todos los tesoros de amor y de misericordia,de luz y de salvación que encierra! Concedednos, os lo suplicamos

los favores que solicitamos(......)

No,no podemos recibir de vos desaire alguno,

y puesto que sois nuestra Madre, ¡oh Nuestra Señora del Sagrado Corazón!,acoged favorablemente

nuestros ruegos y dignaos a atenderlos.

¡Así sea!

Nuestras Señora del Sagrado Corazón:

Rogad por nosotros!(tres veces).

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: