La oración

La Oración


Robert Velarde, quien estudió filosofía de la religión y la apologética en el Seminario de Denver y que cuenta con estudios de postgrado en filosofía en el Seminario Evangélico del Sur, nos presenta una herramienta fundamental para todos los creyentes: la oración.

Entonces, ¿qué es la oración? La oración es una relación mediante la cual nos comunicamos y buscamos con humildad llegar a Dios, sabiendo que Él nos escucha, nos ama y nos va a responder, aunque no siempre de la manera que quisiéramos esperar o desear. La oración puede abarcar la confesión, la alabanza, la adoración, la súplica, la intercesión y más. Por otro lado, la oración puede ser personal o comunitaria.

Además, nuestra actitud en la oración es importante. No debemos ser altivos, sino humildes (Efesios 4: 2; Santiago 4:10; 1 Pedro 5: 6, etc.). Visto de esta manera, "orar siempre" (1 Tesalonicenses 5:17) significa, en un sentido, que siempre debemos esforzarnos por tener una actitud de oración. Nuestras oraciones deben estar presentes regularmente de un corazón humilde, que se da cuenta de nuestra dependencia de Dios en todos los aspectos de nuestras vidas.

Sucintamente, podemos abordar la oración de la siguiente manera:

"La disponibilidad de la Oración": Es fundamental saber que la oración siempre está disponible para nosotros y, como tal, es un recurso espiritual maravilloso al que debemos recurrir con regularidad, no sólo en momentos de crisis.

"Aprender de la vida de oración de Jesús": Es importante explorar las muchas oraciones de Jesús, así como algunos de Sus hábitos de oración y ver cómo podemos aprender de su ejemplo.

"Las dudas sobre la Oración": es muy enriquecedor mirar algunos desafíos y dificultades en relación a la oración, abordando cuestiones como: "¿Debemos orar por nuestros enemigos?" y "Si Dios es el Soberano, ¿por qué necesitamos orar?"

A medida que caminamos juntos en la comprensión de la naturaleza y el propósito de la oración, nos daremos cuenta de que ésta puede hacer una gran diferencia en nuestro mundo. Pero depende de nosotros ofrecer nuestras oraciones con humildad y con regularidad.

La oración

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: