El otro día me llamó la atencion una noticia que afectaba a uno de nuestros gallos valencianos.

Resumiendo decía:
"Las quejas por los cantos matinales del animal han llevado al dueño a practicar una operación en las cuerdas vocales del animal que lo dejarán prácticamente afónico.El gallo de Chulilla se llama Cococó, y, según comenta su dueño Josep, a través de la garganta han llegado a la glotis y han seccionado con un pequeño bisturí las membranas que llamamos cuerdas vocales y se le ha estirpado esa parte para que el animalito no cante. La operación requirió anestesia general pero es que Josep ya lo había intentado todo desde persianas para que no entrase la luz hasta pequeñas lámparas para crear un ambiente durante toda la noche y que el gallo no cantase al ver la luz de las casas, pero finalmente la operación ha sido la solución"
Tras varios comentarios de las vecinas, que gustan por salir en televisión, una reportera comenta que Josep quiere integrar al vecindario en la cría de estos animales y que por ello, todos los niños que lleven desperdicios (resto de vegetales, claro) para alimentar a los animales serán premiados con un huevo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: