ONU adopta resolución por abuso sexual de soldados

Naciones Unidas adoptó por primera vez una resolución en respuesta a las crecientes denuncias de abusos sexuales cometidos por soldados o policías en misiones de la ONU.

El Consejo de Seguridad del organismo aprobó la resolución 2272 que insta a repatriar unidades específicas "cuando haya pruebas creíbles de la existencia de actos de explotación y abusos sexuales generalizados o sistémicos".

La resolución también pide al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que se retiren todas las tropas que un determinado país aporta a una misión si ese Estado recibe denuncias contra su personal y no toma "las medidas correspondientes para investigar" y/o para hacer rendir cuentas a los responsables y/o no informe a la organización del progreso de la investigación o las acciones emprendidas.

El texto, impulsado por Estados Unidos, logró 14 votos a favor y una abstención, de Egipto, que intentó sin éxito introducir una enmienda antes de la votación.

La propuesta egipcia hacía más difícil repatriar a todas las fuerzas de un determinado país en caso de que no reaccione a las acusaciones, alegando que la idea puede suponer "castigos colectivos" contra "cientos de cascos azules inocentes".

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Samantha Power, se opuso a la enmienda que según la diplomática "habría minado el objetivo mismo de la resolución, que es acabar con la falta de respuestas a los casos de abusos sexuales".

soldado ONU

"Crimen nauseabundo"

Las medidas adoptadas se encuentran en la lista de recomendaciones incluida en el informe presentado este mes por Ban Ki-moon sobre denuncias de abusos sexuales en misiones de la ONU.

El informe señala que la ONU recibió en 2015 un total de 99 denuncias contra su personal por abusos sexuales, 69 de ellas contra tropas de paz procedentes de 21 países distintos. Las otras 30 denuncias son contra funcionarios del organismo.

La mayor parte de los casos se concentraron en dos operaciones, las desplegadas en la República Democrática del Congo (Monusco) y en la República Centroafricana (Minusca), donde las repetidas acusaciones llevaron a la ONU a forzar la dimisión del jefe de misión y a repatriar a centenares de soldados congoleses.

Una de los casos detallados en el informe es el de una niña de 7 años, que fue obligada a hacer sexo oral a un grupo de soldados de la ONU a cambio de una botella de agua y un paquete de galletitas, según una denuncia recogida por la Comisión de Derechos Humanos del organismo.

Power criticó la forma en que hasta ahora la ONU ha actuado contra este "cáncer en el sistema" de la organización y defendió las acciones impulsadas por el secretario general.

La representante de EE.UU. también atacó a quienes creen que el Consejo no debe ocuparse del problema.

"Cuando gobiernos atacan a civiles es nuestro trabajo, cuando grupos armados atacan a civiles es nuestro trabajo, cuando terroristas atacan a civiles es nuestro trabajo. Así que, ¿por qué cuando son los propios pacificadores de la ONU los que atacan a civiles, cuando 'cascos azules' cometen el nauseabundo crimen de violar a niños, es responsabilidad de otros?", dijo Power.

República Centroafricana

La resolución insta a todos los países a adoptar "medidas concretas encaminadas a prevenir y combatir la impunidad" con los que cometan abusos.

De acuerdo a las normas de Naciones Unidas, son los propios Estados miembros los que se encargan de investigar y juzgar a sus tropas, una situación que según muchas organizaciones de derechos humanos hace que los responsables se libren de penas o reciban castigos muy limitados.

Entre los casos más sonados de abusos sexuales a menores de los últimos años figuran las denuncias contra fuerzas francesas desplegadas en la República Centroafricana, que no operaban bajo bandera de la ONU.

El exjefe de la misión de la ONU en República Centroafricana, Babacar Gaye, fue dimitido debido a múltiples acusaciones de abuso sexual por parte de cascos azules en el país africano.

La medida contra Gaye fue adoptada luego de que Amnistía Internacional, denunciara, entre otros casos, la violación de una niña de 12 años por un soldado de la ONU.

 

El contingente de cerca de 10.000 cascos azules fue desplegado en República Centroafricana en 2014. También se ha denunciado que soldados de la misión abusaron sexualmente de niños de la calle.

"Falla institucional"

En diciembre, un panel independiente urgió a la ONU a responder a las denuncias de abuso en República Centroafricana y acusó a la organización de de una "grave falla institucional".

El panel acusó a altos funcionarios de la ONU de no actuar ante las denuncias de abuso en el país africano por parte de soldados de Francia, Guinea Ecuatorial y Chad.

La inacción de Naciones Unidas sólo llegó a la prensa internacional tras las revelaciones de un funcionario de la ONU, Anders Kompass, que frustrado ante la inacción del organismo filtró un informe confidencial sobre denuncias de abuso sexual de menores por parte de soldados franceses en República Centroafricana y lo entregó a fiscales en Francia.

Francia envió un contingente de 1.600 soldados al país africano en diciembre de 2013, en respuesta a una ola de violencia tras un golpe de Estado.

Se estima que más de 100.000 cascos azules, la mayoría de países en desarrollo, están desplegados actualmente en misiones de paz de Naciones Unidas.

Fuente Historia: BBC Mundo

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: