depilación definitiva

¿Te gustaría no tener que depilarte? ¿A que mujer no le gustaría? Pero los pelos salen, amiga mía, y, o los quitas, o pareces la mujer barbuda. Olvídate del vello, me dijeron en la Clínica Londres, cuando fui con mi hermana a informarme sobre sus métodos para erradicar el vello de mi cuerpo. Casi me convencieron.

Digo que casi me convencieron porque dejaron de convencerme cuando sentí en mis zonas sensibles el quemazón de sus láseres. Era horrible. Mi hermana me decía que resistiera, pero yo no pude. Mejor con vello.

Mi hermana, en cambio, fue más valiente: Se dejó depilar de arriba abajo. Yo creo que en su cabeza quedó el eco de aquel olvídate del vello que decía la técnica que te aplicaba el aparato por las zonas que le indicabas. Mi hermana había probado los láseres de otras clínicas y decía que no había comparación. Los láseres de la Clínica Londres eran una caricia en comparación con los de las clínicas de la competencia. No quiero ni pensar como serán. A mí el láser de la Clínica Londres casi me mata del dolor y del susto.

Por eso no os recomiendo ni os dejo de recomendar la Clínica Londres para olvidarte del vello. Prefiero depilarme con cremas indoloras y con cuchillas que lo cortan todo. No valgo para sufrir. Lamento mi cobardía, eso sí. Me hubiera ahorrado mucho dinero en depilaciones. Por eso algunas veces dudo y me digo: olvídate del vello. Pienso en aquellos cuadros que enmarcaban en las paredes de la sala de espera los permisos de seguridad de la UE. Los que saben aprobaron la tecnología de la Clínica Londres. Estoy segura que fueron hombres que no la probaron en sus pieles.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: