El olor del silencio


El olor del silencio es la sexta novela en la carrera de la escritora, novelista, y licenciada española María Aixa Sanz. Es una gran obra, y no por su extensión (700 páginas), sino por su grandeza de sentimientos humanos en los que ahonda con éxito.

El olor del silencio nos presenta a James, un locutor radial de poco más de 40 años, que decide hacer un alto en su carrera profesional e irse a la casa de la playa de su abuelo materno (Marcus), para alejarse del ruido de la gran ciudad y recobrar la calma y el sosiego con el fin de mitigar el insomnio que viene sufriendo desde hace semanas.

Lo único que James añora es estar solo en esa playa y olvidarse del mundo, pero tan pronto como cruza la puerta de la casa de su abuelo, empiezan a desfilar por ella una sucesión de personajes que tiran por la borda su objetivo inicial. De esta manera, el protagonista, James, realiza un viaje que lo lleva del pasado al presente en compañía de sus recuerdos. Mismos que agitan su existencia y que le hacen aflorar todo lo que tiene guardado en su interior: el amor que hay en él, los secretos que guarda la casa, la magia de la vida, etc.

El olor del silencio es una gran novela en la que abundan el amor, el desamor, los anhelos, y la superación. Como ejemplo, llama la atención el respeto que James siente por su abuelo, mismo que llega al corazón y toca la fibra del lector.

Para concluir, el protagonista de El olor del silencio está muy bien logrado, y los personajes secundarios no le van en saga. En realidad, todos los personajes y situaciones que se producen en El olor del silencio van más allá de lo que en un principio parecen, ya que la autora escudriña hasta el más mínimo detalle cada uno de ellos.

El olor del silencio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: