Sobre el olor a pies

El olor de los pies no es divertido para nadie, pero la realidad es que no existe ningún tratamiento eficaz al 100 % para acabar completamente con el mal olor en los pies.

Médicamente el mal olor en los pies es conocido como bromodosis, y la causa principal es la sudoración de los pies combinados con el uso de los mismos zapatos todos los días. Cualquier persona puede tener los pies sudorosos, independientemente de la temperatura o la época del año, aunque los adolescentes y las mujeres embarazadas son especialmente propensos al mal olor en los pies porque los cambios hormonales provocan sudar más.

También es más probable que se tenga mayor transpiración en los pies se se está en pie durante todo el día, si se está bajo mucho estrés o si se tiene una enfermedad llamada hiperhidrosis, que hace sudar más de lo normal. Las infecciones por hongos, como el pie de atleta, también puede conducir a un mal olor de los pies.

Los pies huelen mal si el sudor empapa los zapatos y estos no secan antes de volver a ponérselos. Las bacterias en la piel descomponen el sudor, ya que proviene de los poros y un olor a queso se libera.

Es aconsejable lavarse los pies con jabón antibacteriano un par de veces por semana, además de mantener una correcta higiene personal y cambiarse los zapatos con regularidad, parqa que al menos dispongan de 24 horas para secarse por dentro. Los calcetines adecuados son los de algodón y es necesario cambiarlos todos los días. Las uñas se han de mantener cortadas y limpias y se ha de eliminar las pieles duras con una lima para pies. Las plantillas medicinales con efecto desodorante son otra opción para combatir el olor en los pies.
  
Consultar al médico es importante si con las medidas anteriores el olor a pies no desaparece, puesto que se podría recetar algún remedio o tratamiento especial.
 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: