En el olor de las especias, el autor, Alfonso Mateo nos introduce en la Edada Media de la península Ibérica, dividida en reinos cristianos y mulsumanes. Nuestros protagonistas ha de huir de su tierra, para salvar la vida y deambulan por las fronteras entre cristianos y musulmanes, en las tierras con EL OLOR A LAS ESPECIAS.

Cuando comienza el olor de las especias, Asur, Munnio, Gundislavo y Madurra son cuatro jóvenes nobles castellanos, que cansados de los robos de ganado cometidos por leoneses que son guiados y apoyados por el conde Gonzalo, deciden tomarse la justicia por su mano, y en su afán vengador llegan a asaltar su castillo del Alba, quemándolo y colgando al conde Gonzalo.

El nuevo rey Sancho, que no piensa consentir esos desmanes entre su gente, y menos esas venganzas de ojo por ojo. El castigo que exige el rey hace que los cuatro caballeros, que serán juzgados en la corte leonesa, y que seguro serán colgados de las murallas de la ciudad, huyan para evitar su muerte. Este viaje de huida les va ha llevar por la península Ibérica, de tierras cristianas a los reinos musulmanes donde el olor de las especias es evidente.

Los cuatro caballeros parten de su pueblo, dejando familia y hogar, marchan hacia Burgos, donde el conde Fernán González de Castilla pueda ampararles frente al rey Sancho, pero este complicado en diversos frentes, no tiene tiempo para recibir a sus súbditos, que esperan en una posada en Burgos. El conde Fernán les insta a acudir con el depuesto rey Ordoño a Córdoba.

A instancias del conde, Orduño pedirá al califa que le ayude a recuperar su trono perdido. Los cuatro amigos Irán como su escolta, con lo que Fernán se quita dos problemas a la vez. En una reunión secreta el conde les recomienda precaución, y no fiarse de nadie en esta embajada.

Viajaran hasta Medinaceli, donde el virrey de la Marca Galib, les recibirá para concertar una entrevista con el califa de Córdoba. Los cuatro compañeros castellanos se convierten en piezas en un juego de intriga que los grandes señores feudales, los reyes y califa de Córdoba juegan para afianzar y agrandar su poder, y que les llevara por toda la península ya musulmana, ya cristiana.

En EL OLOR DE LAS ESPECIAS, vemos el peregrinar de estos cuatro caballeros, representantes de tantos que como ellos, por una causa u otra, tuvieron que deambular de un lado a otro pasando muchas veces a ofrecer sus servicios, a los musulmanes en la tierra que tiene el olor de las especias.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: