Pintar al óleo, es una tarea mucho mas sencilla de lo que puede parecer.

Óleo y arte van unidos.

Intentaré explicar, de la manera más sencilla posible, los pasos que debemos seguir para disfrutar pintando un lienzo.

 

Una pintura al óleo es siempre una obra de arte, colgar en casa una obra original, aunque el pintor no sea famoso, es un lujo.

Espero que con mis consejos, se aventuren a disfrutar con los pinceles y los colores.


En primer lugar necesitamos una serie de materiales básicos:  

  •  Un soporte para nuestra OBRA AL ÓLEO.

    Puede ser tela (lienzo) montada en un bastidor de madera, o grapada a una superficie plana, también podemos pintar sobre madera o cartón, en este caso, debemos aplicar una imprimación previa para que la superficie no absorba demasiado aceite, cosa que no sería nada bueno para el resultado final de la obra.

    Este soporte podemos fabricarlo nosotros, o bien, comprarlo ya preparado. 

    En el mercado encontramos lienzos de todas las medidas, y los tableros de madera  los venden al corte en las tiendas de bricolaje, donde puedes elegir hasta el grosor que más te agrade.

     

lienzo grapado en bastidor de madera

  • Colores:

         Recomiendo empezar con unos pocos colores básicos, si queremos comprar todos los colores al óleo de la tienda, nos volveremos locos.

          Nuestra obra saldrá adelante, igualmente, con los pocos colores que detallo a continuación:

                 Blanco Titán (tubo grande)

                 Tierra sombra Tostada

                 Amarillo cadmio limón

                 Ocre oscuro

                 Rojo cadmio

                 Carmín de Garanza 

                 Verde vejiga, o ( verde permanente)

                 Verde esmeralda

                 Azul ultramar oscuro

                 Negro marfíl (pequeño)

 

    Esta paleta de color es la mínima, con la que recomiendo trabajar, aunque cada pintor tiene sus propios criterios.

    Muchos artistas prescinden del negro pues, en realidad, se puede conseguir mezclando varios colores oscuros,o los tres primarios. (En próximos capítulos hablaremos de los colores).

    También podríamos fabricar nuestros propios óleos, al fin y al cabo, son simplemente pigmentos mezclados con aceite y una porción de secativo.

   

 

Tubos de óleos

Pinceles

No es necesario optar por los más caros, hoy en día se fabrican sintéticos de muy buena calidad.

 

  • Cuatro pinceles  acabados en punta nº 2, 4, 6 y 8.  
  • Cinco pinceles  planos nº 4, 6, 8, 12, 14 , estos deberían ser de cerda.
  • Dos brochas planas para barnizar grandes superficies, preferiblemente de pelo de cerda.

Los pinceles se deben mantener limpios con la trementina. 

Si vamos a tardar en usarlos de nuevo, se lavan con jabón y agua tibia en la palma de la mano para que salga todo el óleo que se acumula en la base del pincel.

 Un truco: si los rociamos con KH7 de vez en cuando, los pinceles se mantendrán suaves y limpios mucho tiempo. 

Paleta con espátulas de óleo

  • Espátulas

    Con una es suficiente de momento, sirven para limpiar la paleta, para aplicar el óleo utilizando la técnica del empaste, ( ya hablaremos de ello más adelante) también la utilizamos para retirar grueso de color, en algunas zonas de la obra, si fuese necesario. 
  • Aceite de linaza y esencia de trementina.

    El aceite de lino o linaza, nos servirá para hacer más fluida la pintura, es caro, pero se utiliza en muy pequeñas cantidades, la trementina la utilizaremos para diluir los colores y para  limpiar los pinceles, ¡ojo! no utilizar aguarrás o disolvente es muy fuerte y puede resecar el óleo haciéndolo menos atractivo, sin contar con el olor, que es bastante más penetrante.

     

Lienzos en caballetes

  • Caballete:  Los más prácticos son los de triangulo simple, también se puede optar por uno de sobremesa, pero esto tiene un inconveniente, nos limita a la hora de realizar nuestra  obra, nos obligaría a utilizar lienzos de tamaño pequeño, o mediano.
  • Paleta:  Podemos utilizar una tablilla que untaremos con aceite de linaza, a modo de imprimación, y la dejaremos secar, esto lo hacemos para que la madera no absorba el aceite de las pinturas al óleo. También se puede utilizar papel de aluminio, o incluso paletas de papel desechables. El mercado del arte es muy extenso y si pasáis por una tienda especializada encontrareis de todo y de los mas variados precios
  • Trapos y una ropa vieja que cubra gran parte del cuerpo. Los trapos ideales son los de algodón, también se puede acudir a los rollos de papel de cocina.


Cuando tengamos todo lo necesario, ya podemos empezar a manchar telas con el óleo, y a disfrutar mezclando colores.

En próximos Goos explicaré paso a paso como realizar una obra al óleo, y daré unas nociones rudimentarias sobre el color.Guiño

Para saber algo sobre mi,  podeís ver mi blog Marichu y sus cuadros ,donde muestro mis trabajos en curso y los antiguos, o mi página de Artelista, donde expongo algunas de mis obras a la venta, y por último en Virtual Gallery también podeís mirar mi exposición temática "Mujeres y niños".

Paleta de color con pinceles

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: