ÓLEO FÁCIL Y SIN COMPLICACIONES PARA TODOS

Si, el óleo es fácil, con unos mínimos consejos y directrices, cualquiera puede lanzarse a la aventura de pintar al óleo y comenzar a dar sus primeras pinceladas, adentrandose en este mundo de colores, formas y olores.

Ya tenemos los materiales necesarios que detallé en el artículo anterior "óleo para principintes ¿qué colores? qué pinceles? y también tenemos unas nociones básicas sobre el color y sus mezclas que expliqué en la segunda parte del tutorial "color-mezclas básicas" , ahora solo necesitamos saber como utilizar todo esto.

Vamos a empezar preparando los pinceles, hay que lavarlos antes del primer uso, para eliminar la cola protectora que traen de fabrica .

A la paleta debemos darle una capa de barniz, si es que no la hemos comprado barnizada, así conseguiremos que los colores al óleo no pierdan aceites ( absorbidos por la madera virgen) y de paso, que nos resulte más fácil limpiarla después de su uso.

Preparamos un par de recipientes de cristal, uno grande para la trementina y otro más pequeño para el aceite de linaza (bote de mermelada o tarro de yogur).

 ¡Ah! y una barra de carboncillo para el boceto, es algo que se me olvidó mencionar en mi anterior lista de materiales necesarios para comenzar a pintar con óleo.

Haciendo un dibujo previo es más fácil aplicar,despues, el color.

Aunque muchos pintores no lo utilizan, nosotros realizaremos el boceto con carboncillo, es más fácil de corregir, sobre todo si no dominamos demasiado la técnica del dibujo, más adelante, cuando dominemos el dibujo, podremos hacer el boceto directamente con óleo muy diluido.

 

 

Donde se mezclan los colores al óleo

LOS TUBOS DE ÓLEO

Debemos utilizarlos igual que los tubos de dentrífico, es decir apretando desde abajo, y tapar siempre para evitar que se seque el óleo, también hay que  limpiar la rosca con un trapo cada vez que se usa, para que no se pegue el tapón, lo cual dificultaría volver a abrirlos; si alguna vez nos pasa esto, se puede calentar con un encendedor para derretir el óleo que se ha secado. de esta manera nos resultara fácil su apertura.

¿Nos hemos puesto ropa vieja?¿si?

Entonces, ya podemos elegir un dibujo sencillo para comenzar, yo os recomendaría  algo que os resulte fácil de dibujar y que no tenga necesariamente que parecerse, unas flores de colores, algunas frutas, un paisaje de arboles, una marina simple...en fin lo que a vosotros os pueda resultar más agradable de trabajar, nunca empecéis con figuras de personas o animales, al no dominar la técnica, os resultará más difícil y os frustrareis.

El primer paso es elegir el lienzo, ni muy grande ni muy pequeño, un 40x30 podría servir.

Empezaríamos por observar el modelo que hemos elegido para pintar, así, decidiremos los colores que necesitamos para esa obra en concreto, preparamos la paleta de acuerdo a esta observación.

Siempre tendremos que colocar los colores sobre la paleta en el mismo orden, de esta manera será muy facil encontrar en ella los colores necesarios, con el tiempo, nuestra mano se dirgirá maquinalmente hacía el mismo lugar de la paleta, y no andaremos buscando el color cada vez en un sitio distinto, ahorraremos tiempo.

Normalmente, los colores se colocan en la parte superior de la paleta, reservando el centro para hacer las mezclas,  se comienza a colocar los óleos, de derecha a izquierda: primero el color blanco, siguiendo con los amarillos, ocres, rojos, verdes, azules y finalizando por los más oscuros y por último el negro, muchos pintores prescinde de él(como ya dije, el color negro se puede conseguir fácilmente, mezclando los tres colores primarios:Rojo,amarillo y azul). 

Del color blanco pondremos mayor cantidad que el resto de colores, (es el que utilizamos para aclarar las tonalidades del resto de colores). De los demás, pondremos una cantidad pequeña, de una sesión a otra se resecan y conviene que no sobre demasiado óleo en la paleta, ¡vale más añadir que tirar!.

Unos consejos

Una guia para saber las cantidades que pondremos en la paleta: Del color blanco, una porción como una chapa de coca cola y de los colores predominantes en nuestro cuadro, una porción como una moneda de 20 céntimos, del resto de colores, una pizca como una uña pequeña.

Tendríais que imprimir el circulo cromático, y tenerlo a mano para que os sirviera de guía a la hora de hacer las mezclas, así, veréis como cada color primario tiene justo enfrente su secundario, de esta forma, os resultará fácil descubrir los colores necesarios para conseguir otro nuevo que no esté en vuestra paleta.

Hay que tener a mano unos pocos trapos viejos, que utilizaréis para limpiar los pinceles a menudo durante el  trabajo, esto, evitará que se mezclen los colores y terminemos pintando con una especie de gris. 

 

Formna fácil de coger los pinceles y  la paleta

Color (primario, secundario y terciario)

¡ TODO PREPARADO PARA PINTAR NUESTRO ÓLEO !

Ahora tenemos que dibujar el boceto con carboncillo, dibujaremos solo lo más principal, p.ej: si es un paisaje de arboles con un camino, marcamos el camino, los arboles principales y delimitamos el cielo, y si es una marina, marcamos el horizonte y la direción de las principales nubes y olas, si es un bodegón de fruta, dibujamos el contorno de las frutas sin entrar en detalles, si acaso alguna sombra.

El carboncillo se puede limpiar con un trapo, conservando el dibujo difuminado, para que no manche el óleo, hay pintores que realizan el boceto directamente con óleo diluido, casi aguado, yo misma lo hago a veces.

Ahora, comenzamos a aplicar la primera mancha, en óleo se pinta de oscuro a claro, lo que quiere decir que la primera mancha será mucho más oscura que la definitiva, en este primer estadio, el color lo aplicamos muy diluido utilizando un pincel plano del numero 12 o 14, esto depende del dibujo elegido, y del tamaño de las zonas a cubrir, así como del tamaño del lienzo.

Siempre se pinta desde atrás hacia adelante, esto se traduce en que primero pintamos el cielo, después las montañas, casas, campos o cualquier cosa que haya en el horizonte, y por último los primeros planos, ej.: si hay un árbol grande, o un conjunto de arbustos, esto seria lo último en detallar; si se trata de una marina, seria la arena o las olas grandes que rompen delante.

En la segunda mano, tenemos que utilizar el óleo prácticamente según sale del tubo, como mucho mojamos un poco el pincel en el aceite de linaza, aquí, tenemos que buscar el pincel adecuado al tamaño de lo que estemos detallando.

En general, para cubrir y arrastrar color se utilizan los pinceles planos, y para detallar y realizar veladuras, los redondos. 

CONSEJOS:

Después de cada uso limpiar con aguarrás los  pinceles, y después lavarlos siempre  con agua y jabón, ,,,,,,, de vez en cuando un poco KH7 los mantiene suaves.

No utilizar demasiado el aceite de linaza, con el tiempo amarillea los colores claros.

Para no perdernos en detalles en el primer manchado : si entrecerramos los ojos veremos los grupos de color que necesitamos.

No hay que preocuparse por estropear el trabajo, el óleo es una técnica que permite corregir tantas veces como gustes, tanto el color como el dibujo; si está blando aún, se retira con la espátula, e incluso se puede borrar con un trapo mojado en trementina,  o cubrir encima con otra capa de óleo, si lo que no nos gusta es muy evidente.

 Pegar en el maletín el círculo cromático, al menos hasta que nos hallamos familiarizado con el color y sus mezclas.

Espero que con estos consejos se animen a utilizar el óleo y disfruten, como yo lo hago.Guiño 





 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: