Fotografía

Los Ojos del Perro Siberiano


Los ojos del perro siberiano es una gran obra dramática concebida por el escritor argentino Antonio Santa Ana, quien se hizo popular principalmente por dos novelas Los ojos del perro siberiano (1998) y Nunca seré un superhéroe (2000).

Los ojos del perro siberiano narra la historia de dos hermanos que crecen en una familia en San Isidro donde casi no hay comunicación entre sus miembros. Al pasar el tiempo, Ezequiel, el hermano mayor, se va de su casa y toma distancia de sus padres, quienes se sienten muy desilusionados de él. Al comienzo, la historia no parece muy distinta de otras tantas historias sobre el desamor en la familia, pero después, el narrador descubre un detalle que cambiará la impresión de toda la historia y, seguramente, la opinión de los lectores: Su hermano contrajo el virus del SIDA y la sociedad en general, y sus padres en particular, no pueden aceptar semejante “deshonra”.

Tanto es así que solamente su hermano (el narrador), su abuela y Sacha, su perro de raza siberiano se mantienen a su lado mientras su enfermedad avanza. El tema de la discriminación está presente en muchos pasajes del libro, como por ejemplo en la parte en que lo despiden de su trabajo cuando sus patrones se enteran de la enfermedad que padece, o cuando su padre, al contarle a sus amigos y conocidos sobre la enfermedad que tiene Ezequiel, les miente que tiene leucemia y no SIDA.

Los ojos del perro siberiano es un gran libro que nos deja ver la titánica lucha de Ezequiel por vivir los últimos momentos que le quedan de vida con la mayor intensidad y dignidad posible junto a quienes realmente lo quieren, a pesar de los prejuicios y la discriminación de la que es víctima. Cabe destacar que este libro ha vendido cerca de medio millón de copias y ha sido traducido a varios idiomas. Libro indispensable en tu biblioteca.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: