Ofrece tu cuerpo a Dios

OFRECE TU CUERPO A DIOS  (Romanos 12:1)

Dios está interesado en que traigas tu cuerpo y lo hagas disponible a Él. Cuando dice: “presentéis vuestros cuerpos”, utiliza lo que los griegos llaman un tiempo verbal aoristo. Eso significa que es algo que haces una vez y para siempre.

“¡Señor, de seguro que quieres este cuerpo? Apesta y ronca, tiene un corazón defectivo, Señor, tiene una mente sucia, señor tengo problemas con este cuerpo, siempre me está metiendo en problemas. ¡Mi espíritu es fabuloso, y te alabo con el alma; pero mi cuerpo, Señor, eso es lo que me deprime!”. Pero el Señor dice: “Trae tu cuerpo”. Sé todo lo que he de saber sobre él. Lo conozco mejor que tú. Déjame que te diga algo. Por medio de la sangre de Jesús, y por la obra del Espíritu Santo, nuestro cuerpo fue hecho santo y agradable a Dios”.

Esta es la bella atracción de este versículo, nos está diciendo que tenemos que purificarlo y enderezar nuestras vidas en todas las áreas y volvernos perfectos antes de poder ofrecernos a Dios.

Gracias, Padre, que nos invitas a venir a Ti tal y como somos, con todo nuestro ser, incluso con nuestro cuerpo. Amén.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: