Todo aquel que viaja a Nueva York se las arregla para subir al Empire State; es como ir a París y ascender a la Torre Eiffel. Sólo que algunos prefieren hacerlo corriendo en lugar de recurrir a los ascensores. Por supuesto, hablamos de deporte: cada 1 de febrero, dos centenares de atletas salen del hall del edificio más famoso de la ciudad con la vista puesta en el lobby del piso 86. Entre el punto de partida y la meta les separan 1.575 escalones encargados de ir haciendo la criba de los mejores.

 

Cualquiera que desee asistir al espectáculo o incluso participar debería empezar a buscar vuelos baratos a Nueva York con suficiente tiempo de antelación. No es difícil porque numerosas compañías realizan esta ruta y desde varios aeropuertos de España. TravelGenio, por ejemplo, tiene ofertas operadas por Lufthansa desde Barcelona a partir de 337,89 euros, Madrid por 343,44 e Ibiza partiendo de 355,84 euros. Viviendo en el norte se puede optar por el aeropuerto de Asturias, desde donde Govolo oferta billetes con American Airlines desde 396 euros.

 

Organizada desde 1977 por el NY Road Runners Club, la carrera, cuyo nombre oficial es Empire State Building Run-Up, forma parte del circuito Vertical Running World, en el que compiten corredores de alta montaña (conocidos como skyrunners) subiendo rascacielos de nueve países. De hecho en España los competidores están federados en la Federación de Deportes de Alta Montaña, no en la de Atletismo. Otras ciudades del circuito son Taipei, Berlín, Barcelona (subida a la Torre de Collserola), Sidney y Singapur. Este año, en su 32ª edición, se sumaron a la lista Londres, Kuala Lumpur y Sao Paulo.

 

El récord femenino lo ostenta Suzy Walsham, que registró 13:12 en el año 2007. Paul Crake tiene el masculino en 9:33. La inscripción cuesta 20 dólares.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: