Odiosas comparaciones

A las personas les resulta incomodo que les estén permanentemente comparando con otros

Mucha gente compara a unas  personas con otras, de forma habitual, piensan que en alguna ocasión puede servir para saber en que lugar se encuentra cada uno, para ellos es una actitud totalmente práctica.

Y aunque suelen incomodar bastante si se hacen de un modo objetivo pueden ayudar a mejorar tanto a nivel personal, como laboral.

Cuando las comparaciones resultan molestas

 Aunque en algunos momentos las comparaciones pueden ser útiles, la mayor parte de las veces no provocan ese efecto, cuando se realizan de forma general carecen de esa utilidad, el mundo está poblado por miles de millones de personas y cada una, tiene su forma de ser, de pensar, de comportarse o de actúar, por lo que no tiene mucha lógica que una persona se considere a ella misma, mejor que otra.

Es complicado llegar a saber cuando una comparación puede resultar positiva, o por el contrario, cuando puede tratarse de un ataque personal.

Odiosas comparaciones

Son numerosas las ocasiones en las que las comparaciones, se prooducen dentro del ámbito familiar, comparando a unos hermanos con otros, cuando por el simple hecho de tener los mismos padres y haber recibido la misma educación, no quiere decir que todos los hijos sean iguales, son muchos los aspectos que pueden diferenciar a unos hermanos de otros.

La sociedad también suele efectúar comparaciones, en las diversas formas de comportarse de cada persona, en esta ocasión, la comparación tampoco resulta útil, puesto que porque no se cumplan las expectativas que la sociedad se ha creado, no quiere decir que esa persona sea mejor o peor que los demás.

Cada persona tiene su modo de hacer las cosas, y si ella hizo algo, tiene motivos para mostrarse orgullosa de haberlo hecho, por lo que no necesita que los demás la comparen con la forma en la que proceden los demás.

 

 

 


Odiosas comparaciones

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: