Oda a la tristeza por mi lamentable pérdida...

Oda a ti, entrañable compañera...

Ella fue muy importante pra mí, siempre fiel, siempre dispuesta, nunca se quejó y dio lo mejor de sí, todo lo que yo le confiaba jamás lo comentó con nadie, siempre discreta y leal, nunca se fue con otro, mejor aún, siempre estuvo conmigo, cerca de mi, aún cuando todos se habían ido, ella siempre me acompañó. Trabajadora incansable..., en ti encontraba lo que se me había olvidado y siempre estuviste dispuesta a mostrarme cosas que yo mismo no recordaba.

Hoy a media noche daré por terminados los trabajos de búsqueda y salvamento, sé que no regresarás del lugar en dónde estés, pero queda en mi recuerdo todo lo que fuiste para mi. Hasta siempre mi querida memoria USB.

Guillermo Lora Santos.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: