una ocasión especial

UNA OCASIÓN ESPECIAL

El cierre del 2012 para mi suele ser una época en donde realizo balances de lo que fue este año que se va, en donde deseo cerrar procesos e ir forjando el camino que me conducirá hacia el cumplimiento de mis propias metas, anhelos o sueños en el año venidero. Para mí, es la perfecta ocasión para recordar y compartir algo con mis familiares y amigo:

Tuve la oportunidad de vivir muchas experiencias con la partida de mi amado hijo y quiero aplicarla a la sabiduría de un cuento indio que leí hace mucho rato. Nunca guardes nada que compres, que te regalen o que obtengas de cualquier forma para una ocasión especial, cada día que vivimos debe ser una ocasión especial para cada ser humano porque la vida es un conjunto de experiencias para vivirlas gozarlas con alegría y no para sobrevivir.

Porque, si compras un perfume fino, lo tienes que guardar para una ocasión especial? úsalo todos los días si te apetece, úsalo hasta para ir al supermercado si te place, para que guardarlo para una ocasión especial? Y si no llega qué? No guardemos nada que pueda añadir alegría y felicidad a nuestras vidas, cada día, cada hora y cada minuto debe ser una ocasión muy especial para nosotros.

Cuando me tocó obsequiar la ropa de mi hijo, y entre ellas ropa con su etiqueta, ropa sin estrenar, que tal vez él estaba guardando para una ocasión especial comprendí esto: El vestido que guardaba para estrenar ese diciembre del 2011 que pase en la clínica con mi amado hijo fue el que use para su funeral, lo guardaba para una “supuesta ocasión especial”.

Recuerdo que le decía a mi hijo, que hacia ratos no se colocaba una camisa y él me contestaba, no mami esa camisa es para una ocasión especial, la usó para los quince años de su prima y nunca más se la coloco esperando otra ocasión especial porque era una camisa fina que no se iba a poner para andar por ahí, sin imaginar que la ocasión tan especial sería para su propio funeral que la usaría.

Esto me ha dejado esta enseñanza que a pesar de ser dolorosa para mi la he querido compartir con ustedes como una reflexión a no cometer este mismo error. Debemos disfrutar cada segundo de esta maravillosa vida no es bueno guardar objetos, ropa, y menos los sentimientos para una ocasión especial porque todos los días son especiales hoy estamos, mañana solo Dios sabe. ¿POR QUE ESPERAR UN DIA ESPECIAL SI EL DÍA ESPECIAL ES HOY?

JUDITH ROSARIO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: