Obras clásicas inglesas que todo amante de la literatura debería leer ya que son primordiales si te apasiona el mundo de la escritura.

La lectura nos invita a pensar y despertar la conciencia a través de sus historias. Las grandes obras clásicas nos rompen los esquemas impuestos por las sociedades, el juego de palabras, de tiempos y la descripción de personajes de las distintas épocas. Adentrarse en su historia es una manera de conocer otras culturas, costumbres y acontecimientos históricos. Además de disfrutar con ellas aprendiendo.

A lo largo de los años se han escritos grandes obras maestras quedándose ancladas en nuestros tiempos como son ejemplo William Shakespare, Oscar Wilde, Jane Austen o Virginia Woolf entre otros. Estos grandes autores revolucionaron su época, marcando la diferencia y rompiendo fronteras.

Y si bien leer es un placer no está de más conocer las grandes obras clásicas. En este artículo conocerán 5 libros imprescindibles de la literatura inglesa.

En primer lugar, tenemos a Jane Austen con “Orgullo y prejuicio”. Una obra maestra que revolucionó la sociedad de aquella época realizando una crítica a la burguesía inglesa a principios del siglo XIX. Una de las primeras comedias románticas. La novela nos adentra en una historia donde sus protagonistas, movidos por el amor y el dinero, pueden actuar con mezquindad motivados por la sociedad burguesa. Relata cómo una madre ambiciosa intenta casar favorablemente a sus cinco hijas en cuanto le sea posible. Ha sido adaptada al cine en cuatro veces, la versión más consagrada se estrenó en 2005.

Seguimos con otro gran clásico de la novela inglesa de la mano de Oscar Wilde con “El retrato de Dorian Grey”. Una novela de terror gótica y con presencia de la temática faustiana. Esta obra nos adentra en la historia de un artista quien queda perplejo por la belleza del joven Dorian Grey. El pintor decide retratarlo, pero por cada pecado que comete el joven su belleza se desvanece. Este gran clásico parte del argumento esencial de aquella época en la que la eterna juventud se mezcla con el narcisismo.

A continuación nos encontramos con Mary Shelley, quien en sus inicios jugando a ser anónima, revolucionó con su gran obra “Frankenstein”. Esta novela nos adentra en la historia de un joven estudiante quien enamorado de su prometida y de la ciencia da con la fórmula para devolver a la vida a un cadáver. Sin embargo es sorprendido por el resultado de este ser quien quiere ser amado pero es rechazado por la sociedad debido a su aspecto, comenzando así la venganza de este ser sobre su creador.

Cualquier amante de la literatura conocerá a William Shakespeare por sus grandes obras como “Romeo y Julieta” o “Macbeth” entre otras. Y aunque todas son iconos de la literatura, en este puesto se encuentra “Hamlet”. Nos relata la historia del príncipe de Dinamarca cuyo objetivo es vengar la muerte de su padre y para ello planea asesinar a su tío puesto que es este el principal sospechoso de haber acabado con la vida del padre de Hamlet para alzarse con la corona danesa. Como es propio de sus obras, el protagonista no puede librarse de un destino trágico pese a sus esfuerzos. Esta obra clásica nos adentra en la muerta y la vida, la razón o a locura.

Por último una mujer que revolucionó la sociedad llevándola a otras fronteras. Reivindicando el papel de la mujer en la literatura. Virginia Woolf con su gran obra “Una habitación propia” invita a reflexionar sobre la figura histórica y literaria de la mujer reclamando la libertad y un puesto en la sociedad. Woolf es considerada una figura imprescindible tanto por sus novelas como por sus ensayos.

La literatura inglesa nos ha dado grandes obras que siguen influenciando a generaciones. Detrás de cada obra, se encuentran autores diversos que nos han regalado algo más que libros. Nos han proporcionado joyas que nos llevan a lugares mágicos y desconocidos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: