la obesidad es una enrfemedad

La obesidad es una enfermedad crónica tratable que aparece cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo.

Los expertos advierten de que sus efectos más negativos se producen porque actúa como un agente que agrava a corto plazo y de forma muy evidente diversas patologías, como la diabetes, la hipertensión, las complicaciones cardiovasculares (especialmente la cardiopatía isquémica), e incluso algunos tipos de cáncer como son los gastrointestinales-.

La asociación Médica Norteamericana reconoció de forma oficial a la obesidad como una enfermedad, lo que conlleva que los médicos de ese país se vean en la obligación de prestarles más atención a las personas que están en esa situación.

Causas que la provocan.

Fundamentalmente se puede asociar el sobrepeso y la obesidad, en donde se da un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. En el mundo, se ha producido: un aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos que son ricos en grasa, sal y azúcares pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes, y un descenso en la actividad física como resultado de la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, de los nuevos modos de desplazamiento y de una creciente urbanización.

Hay muchas causas implicadas en la aparición del problema, también existen factores genéticos y orgánicos que inducen su aparición.

También pueden influir los factores socioeconómicos. En algunos países desarrollados, la frecuencia de la obesidad es más del doble entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo que entre las de nivel más alto.

El motivo por el cual los factores socioeconómicos tienen una influencia tan poderosa sobre el peso de las mujeres no se entiende por completo, pero se sabe que las medidas contra la obesidad aumentan con el incremento del nivel social.

Las mujeres que pertenecen a grupos de un nivel socioeconómico más alto tienen más tiempo y recursos para hacer dietas y ejercicios que les permiten adaptarse a estas exigencias sociales.

Y, por último, están los factores psicológicos, que durante un tiempo fueron considerados como una importante causa de la obesidad. Se consideran actualmente como una reacción a los fuertes prejuicios y la discriminación contra las personas obesas.

Uno de los tipos de trastorno emocional, la imagen negativa del cuerpo, es un problema grave para muchas mujeres jóvenes obesas. Ello conduce a una inseguridad extrema y malestar en ciertas situaciones sociales.

Síntomas

La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torácica puede ejercer presión en los pulmones, provocando dificultad para respirar y ahogo, incluso con un esfuerzo mínimo.

Esta molestia puede interferir gravemente en el sueño, provocando la parada momentánea de la respiración (apneas del sueño), lo que causa somnolencia durante el día y otras muchas complicaciones.

Puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda (lumbago) y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos.

Los trastornos cutáneos son también frecuentes. Dado que las personas obesas tienen una superficie corporal escasa con relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan más que las personas delgada.

Del mismo modo, es frecuente la tumefacción de los pies y los tobillos, causada por la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido

Tipos de obesidad según el riesgo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la obesidad puede dividirse en:

Normopeso: IMC 18,5 - 24,9 Kg/m2Sobrepeso: IMC 25 -29 Kg/m2Obesidad grado 1: IMC 30-34 Kg/m2Obesidad grado 2: IMC 35-39,9 kg/m2Obesidad grado 3: IMC 40-49,9 kg/m2Obesidad grado 4 u obesidad extrema: IMC >50 kg/m2

Tipos de obesidad según la distribución de grasa

Obesidad abdominal o androide (forma de manzana): la localización del exceso de grasa se encuentra en el abdomen, el tórax y la cara. Está muy asociada con la diabetes y enfermedades del corazón.Obesidad periférica (forma de pera): la grasa acumulada se encuentra en muslos y caderas. Se da especialmente en mujeres y está relacionada con problemas como las varices y la artrosis en las rodillas.Obesidad homogénea: no existen una predominancia de exceso de grasa en una zona localizada sino que la grasa se reparte por el cuerpo en las mismas proporciones.

Tipos de obesidad según la causa.

Genética: es una de las más comunes. Es aquella en la que el paciente ha recibido una herencia genética o predisposición para tener obesidad.Dietética: Es otra de las más comunes. Se da por llevar un estilo de vida sedentario unido a la ingesta de alimentos de alto valor calórico.Obesidad por desajuste: aparece debido a un fallo (desajuste) en la saciedad. La persona nunca se encuentra satisfecha al comer y siempre siente la necesidad de seguir injiriendo más alimentos.Defecto termogénico: no es un tipo de obesidad frecuente. La causa el organismo al no quemar las calorías eficientemente.Obesidad Nerviosa: la sufren aquellas personas que sufren otras enfermedades como la hipoactividad u otros tipos de problemas psicológicos. La obesidad la produce el sistema nervioso central cuando altera los mecanismos de saciedad.Enfermedades endocrinas: Tampoco es muy frecuente. Es generada por enfermedades endocrinas como el hipercorticismo o el hipotiroidismo.Obesidad por medicamentos: algunos medicamentos producen acumulación de grasa. Ocurre con algunos tipos de antidepresivos o corticoides por ejemplo.Obesidad cromosómica: se asocia a defectos cromosómicos como aquellas personas que sufren síndrome de Down o de Turner.

La respuesta de la OMS sobre la prevención:

Adoptada por la Asamblea Mundial de la Salud en 2004, la Estrategia mundial de la OMS sobre régimen alimentario, actividad física y salud expone las medidas necesarias para apoyar una alimentación saludable y una actividad física periódica. Se les exhorta a todas las partes interesadas a adoptar medidas en los planos mundial, regional y local para mejorar los regímenes de alimentación y actividad física entre la población.

La Declaración Política de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles adoptada en septiembre de 2011 reconoce la importancia crucial de reducir el nivel de exposición de las personas y las poblaciones a dietas poco sanas y al sedentarismo.

Para prevenir la obesidad y el sobrepeso se recomienda seguir un estilo de vida saludable basado en un régimen de ejercicios físico regular, comidas ordenadas y una alimentación pobre en grasas y rica en almidón y fibra. El tratamiento de la obesidad es siempre difícil, y se caracteriza por su duración y la manifestación del sobrepeso. En algunos casos es imposible la curación del resto de enfermedades provocadas por la obesidad mediante la reducción del peso. Por ello, siempre es mejor controlar regularmente el peso y actuar enseguida en caso de un leve aumento del mismo.

Según algunos especialistas, los almidones resistentes son un tipo de carbohidratos que no se digieren en el intestino delgado, sino que pasan al intestino grueso donde son descompuestos por bacterias, y en este proceso se liberan ácidos grasos que nutren y protegen el tejido intestinal, el cual sirve además de combatir la obesidad, también n ayuda en la lucha contra el cáncer de colon.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: