discurso referente a la NSA

Obama impedirá que la NSA continúe espiando las conversaciones telefónicas? 

Le creemos a Obama que ordenará a la Agencia Nacional de Seguridad de su país (NSA) que deje de espiar las comunicaciones telefónicas de la gente? Esta pregunta, que para algunos es retórica en función de que la respuesta es obvia, debe contestarse dentro del marco de seguridad estadounidense, redefinido a partir del ataque a las torres gemelas de New York en 2001. Esta redefinición fue fundamentada en el temor a otros posibles ataques a la nación, fortaleciendo como medida principal las tácticas de vigilancia de las centrales de inteligencia americanas. La histeria colectiva en los ciudadanos de Estados Unidos, producto del ataque mencionado, fue muy bien aprovechado por la NSA, quien tuvo a su disposición gran cantidad de recursos y un incremento considerable en su margen de acción. En otras palabras, a cambio de la seguridad nacional los ciudadanos sacrificaron varios cotos de privacidad. En esta línea de pensamiento, la declaración del presidente Barack Obama, de que no dejará que la NSA siga espiando, suena menos creíble aún que si los dirigentes de Google dijeran que aman a los de Apple. La pregunta es en efecto retórica, porque la respuesta es clara: la NSA no dejará de espiar,faltaba más, es como decir que un cantante ya no cantará, o un corredor ya no quiere correr. La NSA espió ayer, espía hoy, y espiará mañana.

Como muestra de que la seguridad de Estados Unidos es prioritaria a la privacidad de sus ciudadanos, tenemos las declaraciones de los legisladores de la Comisión de Inteligencia del Congreso norteamericano, todas en contra de la decisión del presidente de impedir el espionaje telefónico de la NSA. Por dar un solo ejemplo. la senadora demócrata Dianne Feinstein-líder de esta Comisión-, considera que es difícil que se adopte la postura de Obama "Porque todo el propósito de este programa es proporcionar información instantánea con el fin de poder desbaratar cualquier conspiración que pudiera estar ocurriendo". Es evidente que los congresistas están a favor de la continuidad del espionaje, para protección de ciudadanos.

En base a lo anterior, la declaración del portavoz presidencial de Brasil, Thomas Traumann, de que ""es un primer paso. El gobierno brasileño vigilará con extrema atención las consecuencias prácticas del discurso (de Obama)", no dicen ni aportan nada nuevo. Todos los afectados por el espionaje hacen esfuerzos para evitar ser espiados, pero eso no signifique que logren su objetivo. Recordemos que si no fuera por Snowden, no tendrían pruebas fehacientes de las actividades de la NSA. Si antes de Snowden no evitaron ser espiados, no hay nada que indique que hoy lo eviten. Si antes de Snowden la NSA espiaba, después de Snowden seguirá espiando.

Obama y su declaración de que impedirá de que la NSA siga espiando, en función de lo ya expuesto , se quedará solo en eso: una declaración que murió al nacer, porque nada impedirá que la poderosa central de seguridad americana continúe sus labores de espionaje, claro está que "por la seguridad de todos los ciudadanos de Estados Unidos". 

logo NSA

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: