fotografia

La muerte de animales domésticos enfrentará a los causantes a penas de prisión que van de los 6 a los 18 meses, según el Códogp Penal que recién ha sido aprobado. También se inhabilitará entre dos y cuatro meses si se tiene una profesión cercana a los animales. La reforma también establece que quien maltrate  de forma injustificada animales domésticos o domesticados serán castigados penas de tres meses a un año de prisión. Se da por hecho que deben quedar fuera de estas nuevas leyes, los matadores de toros, novilleros, banderilleros, rejoneadores, etc.

fotografia

Estas penas previstas se pueden agravar si se comprueba que se han utilizado armas y objetos peligrosos para la vida del animal y si hubo ensañamiento o el animal haya perdido un órgano o miembro principal. Es más, no llevar a la mascota al veterinario sabiendo que está enferma es motivo de condena, así que los que estén en el paro y apenas pueden comer, puede que terminen por comerse la mascota ante el temor de que se enferme y no tener con que pagar la clínica veterinaria.

fotografia

fotografia

Esta reforma del Cádigo Penal, no cabe duda que aumenta la protección de los animales pero cara al exterior (y al interior también) la imagen es extraña y contradictoria cuando se permite la tortura y la muerte de los toros dándole el rango de arte y tradición española. Ya hace tiempo que se sanciona a los que tiran una gallina o una cabra desde lo alto de un campanario para celebrar el día del santo patrón (aún que dicen que se hace de tapadillo). Esto de los toros lanceados, desangrados y muertos en festejos que nada tiene que emvidiar a los pueblos llamados bárbaros....  ¿hasta cuando?.

fotografia

Cierto es que los Gobiernos siempre se enfrentan a la dificultad de contentar a todos al dictar nuevas leyes pero en este caso concreto de los animales, lo son todos, perros, gatos, toros o jirafas... 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: