Despues de cuarenta dias en el centro de retencion de inmigrantes y ya sin ganas de seguir en aquel pais, se cumplio lo que habia estado queriendo que me pasara desde hacia muchos años, salir de ese pais, porque estaba claro sobretodo para mi que no tenia otra solucion ni otra manera de cambiar y arreglar mi vida, espacialmente en el sentido personal, y sobretodo laboral, porque unido a las dificultades que estaba pasando por ser un mal llamado ilegal , yo ya no tenia interes en hacer nada en esas calles, que era en ulitimas lo unico que recorria y caminaba, estaba ya para sorpresa mia cansado de aventuras gratuitas y fortuitas, aunque ahora ya en terreno propio, no me arrepiento de ninguna de ellas, solo de verdad siento algo de sinsabor es por aquello que deje de hacer o que hice a medias, despues de todo como se dice en mi pueblo: que me quiten lo bailado, y nunca me he puesto a hacer balance de ellas ni a clasificarlas en subcategorias, solo las llamo de hacer publicas y de no contarselas a la policia, otras personas menos agradecidas con esta maravillosa experiencia que es el juego de la vida, solo las clasifican en buenas y malas, yo no llamo a nada malo, porque como no creo en el absolutismo, nada para mi es totalmente bueno o totalmente malo, todo depende es del beneficio que cada quien saque de cada experiencia, o de que lado de la historia se este cuando esta se cuenta, pero la unica verdadera sensacion que me estuvo pendejiando la cabeza durante esos cuarenta dias fue la de que habia desperdiciado 9 años de mi vida, pero no esa no es la verdad, o al menos toda. Porque me quedaron muchas cosas muy buenas, y son solo mias: mi hija, mis vivencias, mis recuerdos y sobretodo, los temas para escribir esto que espero sea un respuesta a muchos y muchas que alguna vez creyeron que eso era posible, esa es precisamente la gran ganancia de esas vacaciones europeas: cuando llegue alli yo era absolutamente un rependejo o como decia un personaje de la tele: un ignorante de la vida, a tal grado que mas que timido era un cobarde para las relaciones personales en especial con las mujeres, con los hombres era casi que peor, tenia un soberano complejo de inferioridad (puto freud) que no me dejaba ver mi interaccion con los demas mas que como parte de su servidumbre, y por raro que parezca fue a pesar de mis rechazos hacia ellos y ellas y a la insistencia por tenerme como miembro de su circulo social que me di cuenta que VALGO TANTO COMO QUIERA  y hasta cuando yo quiera, esa se convirtio en mi filosofia de vida, y en especial en mi propia religion, esa fue otra de mis revelaciones, ahora se y creo firmemente que Dios soy yo, y que hay que creer en Dios no en lo que dicen los hombres que pretenden hablar en su nombre.

Esos 9 años fueron para mi en realidad todo un nacimento en todos los sentidos, hasta aprendi a hacer el amor, (que nunca lo hice) pero como folle como quise y con cuantas quise, pude y me deje, aprendi a diferenciar una cosa de la otra, en especial a saber cuando yo era deseado,querido, o simplemente el beneficiario de un ataque hormonal y agraciado con un rollo de una noche, en fin y por ultimo y com odicen los poeta varados no menos importante APRENDI A VIVIR sin ataduras extremadamente rigidas pero sobretodo a no seguir reglas impuestas sin criterio y sin concentimiento por otros.

Por eso para poder escribirlo y contar lo que fuero esos nueve años lo voy a hacer por etapas, no capitulo sino etapas porque asi se desarrollo mi vida en europa por etapas y por cruces a ambos lados de la fuerza, unas veces atrapado totalmente por el lado oscuro y las ganas de poseer el anillo maximo, y otras y esas fueron tambien divertidas al lado de oby wan kenobi

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: