alzheimer

Nuevas investigaciones sobre el Alzheimer

Hay una buena noticia en el ámbito de la medicina. Cuál es, la determinación de tres cuestiones fundamentales acerca de la enfermedad de Alzheimer. Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia, en EE.UU. ha utilizado imágenes de alta resolución de resonancia magnética funcional (fMRI), en pacientes con esta enfermedad y en modelos de ratón de la enfermedad de Alzheimer.

Con la información que han obtenido, además de avanzar en la comprensión del Alzheimer, sería posible mejorar la detección temprana de la enfermedad y mejorar la efectividad de los medicamentos, este estudio ha sido publicado en la revista Nature Neurocience.

Desde hace años se sabe que la enfermedad se inicia en una zona del cerebro conocida como la corteza entorrinal, explica Scott A. Small, quien estuvo como director del estudio. Ahora con este estudio, el primero; en mostrar en pacientes vivos que el Alzheimer comienza exactamente en la corteza entorrinal lateral o LEC. Se considera que la LEC como una puerta de enlace para el hipocampo, que juega un papel clave en la consolidación de la memoria a largo plazo, entre otras funciones. Si la LEC se ve afectada también lo harán otros aspectos del hipocampo, explica.

Asimismo el estudio muestra que, con el tiempo, esta enfermedad se propaga desde la LEC a otras regiones de la corteza cerebral, particularmente a la corteza parietal, una parte del cerebro que participa en varias funciones, que incluye la orientación espacial y la navegación. Sospechan los investigadores que la patología se propaga “funcionalmente”, es decir, al actuar sobre la función de las neuronas en la LEC, que a su vez pone en peligro la integridad de las neuronas en las áreas adyacentes.

demencia

Además la investigación tiene un tercer hallazgo de importancia. Ellos han visto que se produce una disfunción en LEC cuando coexisten cambios en la proteína tau y la precursora amiloide (APP), dos proteínas relacionadas con el Alzheimer. La LEC es altamente vulnerable a la enfermedad del Alzheimer, ya que normalmente se acumula tau, lo que a su vez sensibiliza LEC a la acumulación de APP. Juntas estas dos neuronas dañan las neuronas de la LEC, preparando así el escenario para la enfermedad del Alzheimer, alega otra de las investigadoras, Karen E. Duff.

Para poder ver todos estos cambios en el cerebro, los investigadores han usado una variante de alta resolución de la resonancia magnética funcional en 96 adultos que participaron en el Proyecto de Envejecimiento de Washington Heights-Inwood, Columbia (WHICAP). Todos los voluntarios estaban libres de demencia en el momento de la inscripción.

Única oportunidad

Índica Small, que este estudio permite seguir a un grupo numeroso de individuos sanos, de edad avanzada, algunos de los cuales ya han desarrollado la enfermedad “Además nos ha dado la oportunidad única de visualizar y caracterizar a los pacientes con enfermedad de Alzheimer en su etapa primaria, la preclínica”

El grupo de 96 adultos fueron controlados durante un promedio de tres años y medio (3.5), momento en el cual se identificó que 12 de ellos habían desarrollado un Alzheimer leve. En un análisis de las imágenes de resonancia magnética funcional de estos 12 individuos se encontró una disminución significativa en el volumen sanguíneo cerebral (CBV) –una medida metabólica de la LEC- superior a la de los 84 adultos que estaban libres de demencia.

Los expertos también analizaron el papel de tau y la APP en la disfunción LEC. Mientras que algunos estudios previos han sugerido que la disfunción de la corteza entorrinal, se asocia con anormalidades tanto de tau como de APP, hasta ahora no se sabía como estas proteínas interactuaban para causar dicha disfunción, en particular en el Alzheimer preclínico.

Alzheimer preclínico

Para dar respuesta a esta pregunta, explica Usman Khan, creamos tres modelos de ratones; uno con niveles elevados de tau en la LEC; otro con niveles elevados de APP, y el último con niveles elevados de ambas proteínas. Los investigadores encontraron que la disfunción LEC se produjo solo en los ratones que tenían ambas proteínas elevadas.

La información que este trabajo ha arrojado tiene importantes implicaciones para la investigación y el tratamiento. “Ahora que hemos establecido claramente donde empieza la enfermedad de Alzheimer, y hemos mostrado que estos cambios se pueden visualizar mediante fMRI, podemos ser capaces de detectar la enfermedad de Alzheimer en su fase preclínica temprana, cuándo puede ser más tratable y antes de que se extienda a otras regiones del cerebro”, subraya Small.

Además acotan los investigadores que el nuevo método de imagen podría ser utilizado para evaluar la eficacia de los fármacos prometedores contra el Alzhéimer durante las primeras etapas de la enfermedad.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: