Para definir Nueva York siempre me ha gustado decir que si te plantasen allí sin decirte nada y sin ver ningún edificio emblemático de la ciudad no sabrías decir en que lugar del planeta te encuentras. Es tal la variedad y mezcla de gentes del mundo que no sabrías si estás en Hong Kong, Sydney, Rio de Janeiro o Madrid. Se ven todos los colores de piel, se hablan todos los idiomas, se viste de traje y corbata o con sari. Sería como estar en Roma durante el apogeo del imperio romano, la capital de los negocios, de la cultura y cómo no del turismo. Es una de las 5 ciudades más visitadas del mundo, que como curiosidad decir que el resto son París, Londres, Roma y Bangkok, aunque este dato va variando cada año.

New York City

La ciudad rueda en torno a la isla de Manhattan, totalmente edificada y plagada de rascacielos (hay algo más de 5000 sólo en esta isla). Pero aunque parezca  una jungla de asfalto y hormigón también tiene detalles que lo convierten en una ciudad moderna, por ejemplo, dispone de multitud de carriles bici, muy útil y rápido. Tiene un corazón verde llamado Central Park, un magnífico parque en pleno centro de la ciudad de unos 3,5 Km2, unas dos veces más grande que Mónaco y casi ocho veces más que la Ciudad del Vaticano.

Central Park

Nueva York posee varios de los museos más importantes del mundo, como son el Metropolitan Museum,  el MoMA (museo de arte moderno) o el Natural History Museum, cuya visita es imprescindible.

New York Empire State

La visita al Empire State, de nuevo el edificio  más alto de Nueva York tras el 11-S, es  muy recomendable. Esta colosal  construcción tiene 73 ascensores y 6500  ventanas, y desde la azotea se disfruta de  una impactante vista de la ciudad a 381 m  de altura.

Hay varias calles emblemáticas que visitar  como Broadway Avenue, plagada de  famosos teatros, Times Square y sus  millones de luces, o Madison Avenue sus  innumerables tiendas. Y por supuesto los  barrios típicos como China Town, Little Italy  o el Soho.

 

Calle de Nueva York

Pero no olvidemos que Manhattan es sólo una parte de la ciudad, alrededor nos encontramos Brooklyn, Bronx, Staten Island, Queens y Harlem. Barrios enormes que casi son ciudades aparte que tienen una vida y un vecindario mucho más arraigado y más humilde que en la gran manzana.

Por último recomendar fervientemente probar la variedad gastronómica que ofrece esta ciudad camaleónica, que recoge restaurantes típicos de prácticamente cualquier país del mundo.

Y no olvidéis que en Nueva York, plagado de latinos, el segundo idioma es el castellano, así que no saber inglés no es excusa para ir a visitarlo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: