Una nueva Democracia

Aunque es claro que el gobierno del pueblo por el pueblo no existe, ni puede existir, aceptaremos que de los sistemas de gobierno actual la Democracia es el que más se aproxima a ese objetivo, aunque definitivamente no lo alcanza. En los países del mundo occidental actual, cada día es más aceptado el principio de que los gobiernos deben ser democráticos. Y es tan aceptado, que muchos dictadorzuelos actuales dan espectáculos sorprendentes y hasta grotescos, luego que se han mantenido por generaciones en el gobierno de su país, los vemos defendiendo y abogando por la democracia en el mundo. A pesar de ello, podemos asumir que en el mundo occidental actualla Democraciaes el sistema de gobierno aceptado por todos. Cabe preguntar entonces: ¿Que esla Democracia? Y ¿Cómo se pone en práctica?

Ha habido múltiples definiciones de Democracia, todas adaptadas a los intereses particulares del individuo que las emite, pero tal vez las mas publicitadas son las siguientes: “El Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, que en la práctica es imposible de alcanzar, quedando esas expresiones para la palestra de los lujos histriónicos de los demagogos de turno; o “el gobierno de las mayorías”, también imposible en la práctica, pero es la definición que más se adapta a la realidad actual. Su puesta en práctica es a través del sufragio; es decir, el voto. Aun todavía podemos quedarnos con, o aceptar, estos conceptos y entonces, preguntar: ¿Quien es el pueblo? Las repuestas en la práctica son las siguientes: el 50% más uno de la población votante (mayoría absoluta) o, en el mejor de los casos, las dos terceras partes de la población votante (mayoría calificada).

Pero, revisemos los modos más comunes de su aplicación, que se han y se están ensayando en el mundo Occidental actual. Sin entrar en sesudos análisis, y en aras de llegar a mi planteamiento final rápidamente, me limitaré al punto principal que deslegitima ala Democraciaactual, como un sistema de gobierno que representa a todo el pueblo, en la práctica está muy lejos de lograr esa finalidad; y es por la forma como se decide quien gobierna, es decir las elecciones que conducen a un grupo político a ejercer “legítimamente” el gobierno. La practica común ha estado basada en el conocido eslogan “El gobierno de las mayorías”. Pero ¿Qué es la mayoría? o ¿Quiénes son la mayoría? Hasta los momentos se han definido la mayoría absoluta y la mayoría calificada, sin embargo el problema es que en el peor de los casos puede quedar un porcentaje de hasta un 49 %, prácticamente la mitad de la población sin el derecho de ejercer el gobierno. ¿Es esto representación válida de todo el pueblo? Yo estoy convencido que no!. Eso podría ser el gobierno de una mayoría, pero definitivamente no el gobierno de todo el pueblo. Es el gobierno de los representantes de una parte del pueblo sobre la otra parte, que no le queda más que someterse a un gobierno con el que no esta de acuerdo, hasta la próxima elección que probablemente también pierda por un voto. ¿Es Justo? ¿Es válido? Yo opino que no.

Entonces, estamos obligados, en nombre de las generaciones futuras, a buscar una solución más justa, democrática y válida, que la práctica de los sistemas de gobiernos más aceptables de la actualidad.

El objetivo central de ese nuevo sistema debe ser que el ejercicio del gobierno sea proporcional a las preferencias de la población y nos enseñe a aceptar la convivencia con el que no piensa como nosotros, sobre la base de la conformación proporcional de las formas de pensamiento del pueblo.

Y hago la propuesta con el objeto que sea analizada, discutida y mejorada por los sesudos filósofos actuales, y que espero sea adoptada por la población para exigirle a los políticos su aplicación, en aras de la convivencia, por cuanto nos permitirá que nos veamos en la necesidad de aceptarnos unos a otros en la aplicación del gobierno, con la certeza de que el opositor tendrá, y defenderemos, su oportunidad de gobernarnos, y también nosotros tendremos, y defenderemos, la nuestra, para que ambos demostremos que podemos hacerlo mejor que el otro y que la totalidad de la población pueda conocer en la práctica, y no en la teoría, la forma de gobernar de cada proponente. Y entonces, elegir sobre la base de hechos concretos y no solo de retóricas y frases bonitas, dejando a salvo todo los métodos conocidos de cancelación de los mandatos.

Mi propuesta es tan sencilla, practica y simple que estoy seguro que ya ha sido ideada por muchas personas, aunque no he tenido la oportunidad de verla u oírla en forma de propuesta concreta, es por ello que la estoy formalizando por este medio porque creo que ya es hora de su aplicación. Aquí va mi propuesta:

1.- La democracia proporcional alternativa es el sistema de gobierno aceptado por todos. Y en este sistema, el gobierno estará constituido por el poder ejecutivo, el legislativo, el judicial y el electoral. Todos deben ser electos directamente por el pueblo y los candidatos deben cumplir con requisitos mínimos, como: 1.- Ser nativo, o con un mínimo de 15 años nacionalizado en el país a gobernar. 2.- Tener 35 años de edad o mas . 3.- Tener título profesional de tercer nivel, validado por cualquier universidad del país a gobernar. 4.- De estado seglar.

2.- Todo el pueblo tiene derecho a escoger sus representantes para que ejerzan el gobierno.

3.- La decisión de quien gobierna se tomara mediante el sufragio directo universal, público o secreto.

4.- Los candidatos a presidente deberán cumplir con por lo menos los siguientes requisitos: 1.- Ser nativo, o con un mínimo de 15 años nacionalizado. 2.- Tener de 35 años o mas. 3.- Tener título profesional de tercer nivel, validado en cualquier universidad del país a gobernar. 4.- De estado seglar.

5.- Los elecciones se realizaran cada 8 años.

6.- Los 8 años del periodo de gobierno se distribuirán de forma proporcional entre los candidatos, en función al porcentaje de votos obtenidos sobre el total de votos válidos de la elección.

7.- El periodo de 8 años se dividirá en tantos períodos como candidatos hayan alcanzado más del 20% de los votos y los candidatos gobernarán el lapso que les corresponda. El candidato con más votos decidirá cómo será la distribución, pudiendo darse el caso siguiente: comenzará el periodo como Presidente el candidato que obtenga la mayor cantidad de votos válidos, y se mantendrá como tal el tiempo porcentual de años meses y días equivalente al porcentaje de votos obtenidos en las elecciones; luego deberá entregar el poder al candidato que obtuvo el segundo lugar y este se mantendrá como Presidente el periodo equivalentes al porcentaje de votos que él obtuvo; luego entregará el poder al candidato que ocupo el tercer lugar y así sucesivamente hasta que se completen los 8 años del periodo de gobierno.

Es importante indicar de nuevo que el candidato con mayor cantidad de votos podrá decidir en qué orden se repartirán los periodos de gobierno.

8.- De tal manera que se tendrá más de un presidente electo. Así pues, al asumir el primero de ellos, los restantes tendrán dos únicas tareas que cumplir, (so pena de perder el derecho a gobernar), a saber: 1.- Realizar estudios de especialización en administración pública, derecho civil, derechos humanos, ambiente, derecho internacional u otro tema que la asamblea o congreso designen. Los resultados de estos estudios serán públicos y disponibles para el pueblo en todo momento. 2.- Evaluar la gestión del gobierno en ejercicio cada 3 meses, y presentar sus recomendaciones. Esta tarea deberá hacerse conjuntamente entre todos los presidentes electos.

Este sistema de elección aplicará igual para los demás órganos del gobierno, adaptado a cada uno de ellos.

9.- Al concluir el periodo de los 8 años, ninguno de los ex presidentes podrá ser candidato a reelección.

“Mi derecho a gobernar esta avalado por mi defensa de tu derecho a hacerlo”.

“Pobre del gobernante cuyo patrimonio sea el temor de su pueblo”

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: