Si vamos a nuestro control anual por prevenciòn y el doctor nos da la aterradora noticia de que sufrimos una enfermedad como el càncer , nos sentimos abrumados ,pensamos en la muerte y muchas veces tendemos a deprimirnos. La depresiòn no debe tener cabida porque no ayuda en nada màs bien nos perjudica y hace que bajen nuestras defensas. Si nos toca vivir una experiencia tan extrema debemos ser fuertes y creer   con todas nuestras fuerzas que vamos a soportar el tratamiento y vamos a estar bien .Nuestra mente tiene que internalizarlo y de esta forma y con fe en Dios el milagro se harà.

Conozco varias personas que afrontaron la enfermedad de esta forma y la vencieron. Creyeron y se salvaron. Lo mejor de todo es que aman y valoran ahora sus vidas y cada dìa agradecen a Dios por la nueva oportunidad.

Valoremos nuestra vida y no permitamos que nada dañe esa craciòn de Dios y demos las gracias por cada puesta de sol que nos regala

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: