Walter Scott se basa en una antigua leyenda para escribir esta novela romántica titulada la novia de Lammermoor.

Una antigua leyenda ingles nos cuenta como a Lord Ravenswood, que pertenecía a un antiguo linaje, fue despojado de sus posesiones por Lord Keepper, que aprovechándose de su posición política y sus altas amistades llevo a cabo este expolio.

Aunque se enfrentan en los tribunales la posición de Lord Keepper hace que gane invariablemente estos pleitos, los disgusto hacen que Lord Ravenswood muera de un ataque al corazón y sumido en la pobreza. Su hijo promete venganza contra lord Keeper y su familia.

Sin querer un día paseando por las antiguas posesiones de su padre, el Master de Ravenswood salva la vida de Lord Keeper y su hija Lucy del ataque de un animal salvaje.

Entre los dos jóvenes surge un amor prohibido y marcado por la promesa de venganza de Ravenswood, y el miedo de Lord Keepper a que RAVENSWOOD le mate para vengar a su padre, por lo que propicia el romance de los jóvenes.

Pero Lady Asthon no quiere que su única hija se case con un pobretón venido a menos, quiere para ella un hombre rico y de alta alcurnia, que la mantenga como la joven noble que es, en su posición y riqueza.

En un viaje que emprende Lady Asthon con la intención de fijar la boda de su hija con un rico noble, Lord Keeper da su bendición al compromiso de su hija Lucy con el joven Master Ravenswood, ya que así pretende salvar su vida de la venganza del joven.

Cuando vuelve Lady Asthon con la boda fijada para su hija, se encoleriza al saber de su compromiso, el cual obliga a romper para casar a su hija con el hombre que ella ha elegido. La boda impuesta lleva a todos los personajes a la tragedia que se cierne sobre los dos jóvenes enamorados, que no acatan la decisión de la madre.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: