Había dado vestigios de egoísmo desde pequeño, pero pensamos que era cuestión del crecimiento y de la edad, pero el tiempo aclaro mis dudas, en verdad le importa un comino lo que su madre que lo pario y yo su padre biológico y de crianza sentimos, lo verdaderamente importante para el eran sus propios sentimientos, criamos, un ser egoísta, lamentablemente, de allí a cometer un improperio contra nosotros o contra la familia hay un delgado hilo.

Cuando se enamoro fue evidente esto que estoy escribiendo ahora, con espasmos de dolor en mi pecho, nos mintió por para evitar discusiones con su mama y su papa, destruyo la confianza que por muchos años tuvimos en el. La gravedad del problema no es asunto de pugnas de poder, o gustos superfluos o discusiones estériles, nada de eso, la gravedad radica en que desde el principio como pareja, han cometido errores a diestra y siniestra ambos, no es una relación normal, común y silvestre, de compartir libremente entre ellos y con familiares y amigos, es una relación clandestina, ¿Porque razón? ¿Porque tiene que ser clandestina? ¿Cuál es la razón fidedigna? ¿A ella le da vergüenza que los demás la vean involucrada con nuestro hijo? Le hemos hecho invitaciones con el ánimo de normalizar dicha relación y las negativas que han sido varias están a la orden del día. Otra cosa que me tiene a la defensiva con la joven es que ella tuvo una relación anterior que termino con policía y demás yerbas aromáticas, ¿Por qué termino de esa forma esa relación? Por más que quieran taparear dicha relación, pueblo chiquito infierno grande, ya la gente los tiene de boca en boca y eso como padre me indigna grandemente. Hay formas de manipulación sutiles que los jóvenes inexpertos no caen en cuenta en que son manipulados deliberadamente.

El joven tiene 18 años y aun juega carritos, no le pone seriedad a la vida, no es consciente y mucho menos considerado en casa, no sé en otros lugares, a lo mejor es oscuridad para la casa y claridad para la calle, quien sabe, todos es posible.

Han planificado el resto de sus vidas a espaldas nuestras, como padres nos sentimos neutralizados, nos sentimos subestimados, burlados. Nosotros como padres no queremos lo peor para nuestros hijos.

Cuando en la pareja las metas discrepan o se contraponen diametralmente, los objetivos y metas individuales están en riesgo de desaparecer, es decir, uno de los dos, se va a sacrificar por el otro, nuestro hijo tenía metas y objetivos personales verdaderamente admirables a diferencia de las de ella, con la corta edad que tiene y con tantas metas que trazarse para mejorar su vida en lo personal y en lo profesional, prefiere tener hijos, no te digo yo… Nuestro hijo merece una novia mejor, por lo menos que sea familiar y que no interfiera en sus metas personales, mas bien que lo apoye en eso.

Enfriar la cabeza y los ánimos para analizar la situación desde todas las perspectivas y lograr una solución que favorezca a todos, es de adultos, no podemos pretender que eso lo hagan ellos, lo malo, es que nosotros en esta guerra pasamos según su visión al lado del enemigo, nos van a lanzar con todos los hierros habidos y por haber para destruirnos junto con la unión familiar, pero debemos mantenernos incólumes y pelear con la razón y no con la pasión.

Union familiar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: