1. Artigoo.com
  2. »
  3. Religión y Creencias
  4. »
  5. Cristianismo
  6. »
  7. Novena Milagrosa a la Virgen de la Encarnación

Novena Milagrosa a la Virgen de la Encarnación

Esta Novena se comienza cada año el 25 de marzo y se termina el día 25 de diciembre. Estas fechas corresponden al día de la Anunciación del Angel Gabriel a la Virgen María y el día en que se conmemora el Nacimiento del Niño Jesús, es decir, se reza en nombre del tiempo que la Santísima Virgen María tuvo al Hijo de Dios en sus entrañas.

Si se olvida de iniciar el día señalado y ya tiene el calendario corrido, entonces se puede hacer también, en otra fecha del año, siempre que se rece diariamente por 9 meses consecutivos; preferiblemente si se comienza un día 25 se termina otro día 25 luego de 9 meses.

La fiesta de la Anunciación de la Virgen María se celebra nueve meses antes de la Natividad de Cristo, en el día 25 de marzo. Es la celebración del anuncio del nacimiento de Cristo hecho a la Virgen María, como se narra en el Evangelio de San Lucas.

Mientras acompañamos a la Virgen en su caminata se pueden pedir tres (03) cosas difíciles.

La Virgen María nos las concederá… si es el “Tiempo”.

CAMINATA DE LA ENCARNACIÓN

SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,

vida y dulzura y esperanza nuestra: Dios te salve.

A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;

a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora abogada nuestra,

vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos

y, después de este destierro, muéstranos a Jesús,

fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima! ¡oh piadosa! ¡oh dulce Virgen María!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios,

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias

de nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

 

Oración

Oh Virgen de la Encarnación, mil veces te saludamos, mil parabienes te damos por el gusto que tuviste cuando Dios en ti encarnó, pues eres tan poderosa oh Virgen y Madre de Dios, concédeme lo que te pido por amor de Dios, por amor de Dios.

SE MEDITA Y SE PIDE LA PRIMERA GRACIA

• Se reza la segunda Salve

• Se repite la Oración: Oh Virgen de la Encarnación...

SE MEDITA Y SE PIDE LA SEGUNDA GRACIA

• Se reza la tercera Salve

• Se repite la Oración: oh Virgen de la Encarnación...

SE MEDITA Y SE PIDE LA TERCERA GRACIA

 

Oración Final

Acordaos, ¡Oh piadosísima Virgen María! Que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y reclamado vuestro socorro haya sido abandonado de Vos. Animado con esta confianza a Vos también acudo, ¡Oh Madre, Virgen de la Encarnación! Oh madre de mi señor Jesucristo, a vos vengo, a vos me presento con temor de mis pecados, no queráis menospreciar mis oraciones y mis palabras oh Madre mía, por el Misterio de tu Santísima Encarnación oídlas y cumplidlas con misericordia, por amor de Dios, Amén.

Bendito y Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar, en el Cielo, en la Tierra y en todo lugar.

 

Se reza un Ave María por la persona propagadora de esta caminata.

NOTA:

• No se debe hablar cuando se está rezando.

• Se está caminando mientras se reza.

• Haga esta novena con devoción y verá como se van cumpliendo sus deseos.

 

Visite Otros Enlaces de interés:

La gratitud y el agradecimiento nos conducen a Dios

Mi Felicidad

La Meditación del Perdón

 

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Comentarios:

  1. Escrito por anonimo
    Fecha: 2011-01-20 00:38:08

    Gracias por compartir es´tá novena la voy a iniciar en marzo. Tengo mucha fé en Nuestro Señor y su Madre Santisima

  2. Escrito por anonimo
    Fecha: 2011-04-30 04:25:42

    DEVOCIONES A SAN JUDAS En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Confiamos en que el padre oirá todas las oraciones ofrecidas en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y nos unimos ahora en oración al Apóstol San Judas, quien goza en los cielos del triunfo de la muerte y resurrección de Cristo. Unidos a las oraciones de alabanza y petición de San Judas a Dios rezamos estas devociones. OFRECIMIENTO A Ti, Señor Jesucristo, Nuestro Mediador y Hermano, ofrecemos hoy nuestras oraciones. Reconocemos la especial amistad que tu apóstol Judas tiene contigo. A su amor y amistad unimos nuestras oraciones íntimamente con tu generosa muerte en la Cruz. A este acto constante de alabanza a Dios a través del cual nos hacemos gratos al Padre, pedimos sean unidas nuestras oraciones. Quédate con nosotros hoy y todos los días de nuestra vida. Intensifica nuestro amor a Dios y a nuestro prójimo. Haz que estas gracias y favores por los cuales oramos, nos sean concedidos a través de Ti, que vives y reinas con el Padre, en unidad del Espíritu Santo, Dios por los siglos de los siglos. Amén. ORACIÓN PROPIA DE LA NOVENA Glorioso San Judas Tadeo, por los sublimes privilegios con que fuiste adornado durante tu vida; en particular por ser de la familia humana de Jesús y por haberte llamado a ser Apóstol; por la gloria que ahora disfrutas en el Cielo como recompensa de tus trabajos apostólicos y por tu martirio, obtenme del Dador de todo bien las gracias que ahora necesito (mencione los favores que desea). Que guarde yo en mi corazón las enseñanzas divinas que nos has dado en tu carta: construir el edificio de mi santidad sobre las bases de la santísima fe, orando en el Espíritu Santo; mantenerme en el amor de Dios y esperando la misericordia de Jesucristo, que nos llevará a la vida eterna; y procurar por todos los medios ayudar a quienes se desvíen. Que yo alabe la gloria y majestad, el dominio y poder de aquel que puede preservar de todo pecado y presentarme sin mancha a nuestro divino Salvador, Jesucristo nuestro Señor. Amén. CONSAGRACIÓN A SAN JUDAS San Judas, Apóstol de Cristo y Mártir glorioso, deseo honrarte con especial devoción. Te acojo como mi patrón y protector. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, todos mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia. Te consagro mi mente para que en todo proceda a la luz de la fe; mi corazón para que lo guardes puro y lleno de amor a Jesús y María; mi voluntad para que, como la tuya, esté siempre unida a la voluntad de Dios. Te suplico me ayudes a dominar mis malas inclinaciones y tentaciones evitando todas las ocasiones de pecado. Obtenme la gracia de no ofender a Dios jamás, de cumplir fielmente con todas las obligaciones de mi estado de vida y practicar las virtudes necesarias para salvarme. Ruega por mi Santo Patrón y auxilio mío, para que, inspirado con tu ejemplo y asistido por tu intercesión, pueda llevar una vida santa, tener una muerte dichosa y alcanzar la gloria del Cielo donde se ama y da gracias a Dios eternamente. Amén. ORACIÓN FINAL ¡Dios, todopoderoso y eterno! Tú diste a conocer tu nombre por medio de los Apóstoles. Por intercesión de San Judas, haz que tu Iglesia continúe fortaleciéndose y aumente el número de sus fieles. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

    1. Deja tu comentario:

      Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.