Se habla de recesión económica, que el dólar baja , que las empresas por diversos motivos han bajado su producción y esto me pone a pensar que los empresarios podrían optar por un despido colectivo , y , sí esto ocurre es bueno que tengamos claro como opera esta figura.

Estos son algunos datos importantes para tener presente .

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social no podrá calificar un despido como colectivo sino cuando el mismo afecte en un período de seis (6) meses a un número de trabajadores equivalente al treinta por ciento (30 por ciento) del total de los vinculados con contrato de trabajo al empleador, en aquellas empresas que tengan un número superior a diez (10) e inferior a cincuenta (50); al veinte por ciento (20 por ciento) en las que tengan un número de trabajadores superior a cincuenta (50) e inferior a cien (100); al quince por ciento (15 por ciento) en las que tengan un número de trabajadores superior a cien (100) e inferior a doscientos (200); al nueve por ciento (9 por ciento) en las que tengan un número de trabajadores superior a doscientos (200) e inferior a quinientos (500); al siete por ciento (7 por ciento) en las que tengan un número de trabajadores superior a quinientos (500) e inferior a mil (1.000) y, al cinco por ciento (5 por ciento) en las empresas que tengan un total de trabajadores superior a mil (1000).

No producirá ningún efecto el despido colectivo de trabajadores o la suspensión temporal de los contratos de trabajo, sin la previa autorización del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, caso en el cual se dará aplicación al artículo 140 del Código Sustantivo del Trabajo.

Cuando un empleador o empresa obtenga autorización del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para el cierre definitivo, total o parcial, de su empresa, o para efectuar un despido colectivo, deberá pagar a los trabajadores afectados con la medida, la indemnización legal que le habría correspondido al trabajador si el despido se hubiera producido sin justa causa legal. Si la empresa o el empleador tiene un patrimonio líquido gravable inferior a mil (1.000) salarios mínimos mensuales, el monto de la indemnización será equivalente al cincuenta por ciento (50 por ciento) de la antes mencionada.

El proceso para el despido colectivo es este:

Solicitud ante la autoridad laboral competente, (Ministerio Protección Social).la solicitud debe ir con los argumentos de prueba que soporten la medida del despido, tales como los estados financieros o económicos de la empresa que así lo evidencien, y en el que se analizará si concurren las causas alegadas por el empresario y si el despido colectivo es la única vía de solucionar la mala situación que atraviesa la empresa y que pone en peligro su existencia en el futuro.

El empleador deberá justificar la causa que alega por ejemplo, en el caso de causas económicas, deberá presentar al organismo correspondiente los balances económicos, si la causa es técnica, organizativa o de producción, los proyectos que se han elaborado para superar dicha causa.

Recibida la solicitud se procede a comisionar a un inspector de trabajo para que practique todas las diligencias probatorias que sean conducentes

El funcionario comisionado deberá establecer primordialmente las modalidades de contrato de trabajo y todas las circunstancias de interés para la investigación.

Si la causal que se invoca es de orden económico o técnico, el comisionado remitirá la diligencia a la oficina de Planeación y Economía laboral para su concepto.

Definir en cuanto tiempo y a cuantas personas se les va a despedir, presentar cronograma mes a mes, por un término de 6 meses.

El Ministerio de la Protección Social deberá manifestar si autoriza o no el despido colectivo,

Finalmente si no se cuenta con la respectiva autorización del Ministerio, el despido se entiende que no produce efecto alguno, en cuyo caso los trabajadores tendrán derecho a percibir salario aun cuando no haya prestación del servicio por disposición o culpa del patrono, situación ésta que regula el artículo 140 del Código Sustantivo del Trabajo.

Pero si por el contrario, se obtiene por parte del empleador la debida autorización o aval del Ministerio, este escenario le permitirá entonces al trabajador poder percibir el equivalente a una indemnización legal que le habría correspondido al trabajador si el despido se hubiere producido sin justa causa legal. Y el ministerio le exigirá al empleador las cauciones o garantías indispensables que acrediten el pago de pensiones de jubilación , prestaciones sociales y demás derechos ciertos de los trabajadores .

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: