el dolor

NOMENCLATURA DEL DOLOR

Uno de los errores básicos, defenestrados actualmente por la ciencia pero; aún enquistados en la cultura popular, es creer que el dolor se genera en los tejidos donde se ha producido la amenaza o la lesión, como si hubiera unos receptores de dolor instalados por todo el cuerpo que segregaran el dolor en la zona golpeada contra la acera, por ejemplo.

Realmente el dolor surge del cerebro. Recibe las señales que le llegan en décimas de segundo, las interpreta y genera el dolor. Volvemos a encontrarnos con la computadora que analiza datos, el gestor que organiza, el alto mando que ordena, que decide sensaciones, percepciones y experiencias.

Se disparan las alarmas, pero es el cerebro quien decide si hay actuación. La alarma no discrimina si es un atraco ni qué hacer contra él… solo es una alarma.

Sistema de nocicepción: saltan las alarmas de nocividad

Fue el neurofisiólogo y premio Nobel en Medicina Sir Charles Scott Sherrington quien acuñó por primera vez el término de “nociceptores”, un concepto fundamental dentro de los mecanismos que llevan al cerebro a producir el dolor. La actividad comienza en los nociceptores que detectan cualquier variación física, térmica, o química capaz de producir destrucción violenta de tejido (necrosis).

lumbago

La alarma comienza a sonar, y el nociceptor manda una señal mediante la médula espinal hasta el cerebro, el órgano que decide, el que produce el dolor. Algo parecido ocurre con nuestro sentido de la vista. Nuestros ojos, a través de los foto receptores, no generan la visión, tan solo captan ondas electromagnéticas, captan la luz, la convierten en información y la envían al cerebro que es quien, con esos datos y la experiencia acumulada, construye la visión, la realidad. El cerebro recoge esos estímulos bioeléctricos y los convierte en el mundo que vemos. Construye dimensiones, proporciones, distancias, colores…

El dolor funciona de manera igual. Al cerebro llegan datos de nocividad, de agresión violenta y, el gestor analiza, prevé, el alto mando decide. El cerebro construye el dolor en base al análisis de los datos que recibe, pero también de la experiencia, del aprendizaje, de la cultura adquirida. Gestiona esas variables y ordena… o ignora.

El cuerpo del ser humano sufre de tres tipos de dolores que le afectan en su diario vivir. Ellos son de tres clases; y su clasificación depende de sus causas y de cómo evoluciona en el tiempo. Cada uno de ellos necesita un tratamiento en particular. En circunstancias normales, el dolor actúa como un sistema de protección para el cuerpo, ya que es un alerta para cuando la persona sufre una lesión o un daño.

Actualmente la ciencia estima que; el dolor es un quinto signo vital, pues al evaluar a los pacientes, además de tomar su tención o su temperatura, también se chequea si le duele algo. Los tipos de dolor, según su origen son; nociceptivo, neuropático y

migraña

coexistente. El nociceptivo es definido como aquel que se produce por el estímulo de los receptores. Siendo, el ejemplo más preciso una lesión en alguna parte del organismo.

Con la herida, los nociceptores se activan y mandan la información hasta el sistema nervioso central donde es percibido como dolor. Si se prolonga en por lo menos tres meses, se considera un dolor que además de nociceptivo es, crónico. De ocurrir así, el paciente debe ir al médico para recibir tratamiento

El dolor neuropático, se produce por una disfunción o lesión del sistema nervioso sensorial, tanto periférico como central. Esto significa que las vías nerviosas empiezan, de manera espontánea a, mandar estímulos o información dolorosa de manera errática. Este tipo de dolor es una condición patológica y tiende a mantenerse en el tiempo. Además de emitir diversos síntomas como; ardor, hormigueo y dolor.

Por otro lado el dolor por coexistencia, es la combinación de los otros dos tipos: El nociceptivo y el neuropático. Los médicos opinan que; aunque la fibromialgia- el dolor crónico en diferentes partes del cuerpo no pertenece a ninguno de estos tipos de dolor, tiene una mayor semejanza con el neuropático, ya que estos pacientes, también presentan muchos de los síntomas antes precitados.

Según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, la fibromialgia es causada por una disfunción del sistema nervioso central, por este motivo los pacientes responden de manera exagerada ante estímulos dolorosos o no dolorosos. La enorme complejidad en estos casos ocasiona que el diagnóstico sea difícil, porque los pacientes presentan dolores en diversos lugares donde no hay lesión. También pueden surgir trastornos del sueño, cambios de humor y, afectar a otros órganos, llegando a presentar migraña, síndrome de colon irritable y vejiga hiperactiva, entre otros cuadros.

El paciente que es aquejado por estos dolores, debe buscar ayuda médica actualizada en tratamiento de dolor

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: