Inolvidables mujeres

NODRIZAS, en todas las épocas han existido estas inolvidables mujeres cuyo oficio fue el de brindar apoyo a las madres, en la crianza de sus hijos. Nada tan único e irrepetible como la Institución de las NODRIZAS, AMAS DE CRIA  O AMAS DE LECHE.

Las Nodrizas, Amas de Cría o Amas de Leche datan sus inicios hace miles de años, ya en la Grecia clásica eran preferidas por Platón. Más dado que este espacio en Artigoo es para los hispanos, quiero centrarme en recordar a las nodrizas españolas. Ese grupo de mujeres valerosas que obligadas por la situación económica se vieron forzadas abandonar sus hogares para criar hijos ajenos.

La tradición de las amas de cría se instituye en el siglo XVII, cuando se hace indispensable contar con ellas pues eran símbolo de status para la nobleza española (más adelante hasta los burgueses podrán disponer de ellas), la procedencia de las nodrizas era siempre del norte del país; especialmente de Vizcaya, Asturias, Cantabria, Galicia, siendo las mujeres del Valle de Pas las preferidas por las casas reales. Las Pasiegas eran reconocidas por ser mujeres emprendedoras, capaces de sostener un hogar, buenas administradores y sobre todo leales.

Cuenta la historia que era muy común que las campesinas pasiegas, amamanten un cachorro de perro durante su largo trayecto a la ciudad, y así evitar que su preciada leche materna se secara. Llegado a su destino “ La Plaza de las Pasiegas”, entregaban al cachorrito a buen cuidado de algún compañero de viaje.

Pasiegas o no éstas mujeres debían cumplir con ciertos requisitos como: salud, fuerza física, amabilidad, ser católicas y no tener ascendentes judíos, árabes o moriscos. Debían ser campesinas y madres de dos o más hijos, tener buen aliento, buena dentadura y hermosa cabellera; aunque el color del cabello no era mandatorio, las pelirrojas no eran escogidas por su supuesto mal carácter.

En todas las casas reales y nobles era requisito disponer de una nodriza o ama de leche si la situación así lo requería. Y no sólo de una ama de leche, sino también de una de repuesto conocida como nodriza de reten. Ésta entraba en escena, cuando la nodriza titular por algún motivo tenía que renunciar (generalmente por añoranza del hogar). Para aquellas que lograban haber permanecido en la noble casa durante 2 años, a su regreso a casa eran recompensadas con baúles de ropa blanca.

La Institución de Amas de Cría fue muy querida, respetada y valorada, y el devenir del tiempo así lo testifica, pues hay muchos anécdotas que cuentan la influencia positiva de estas damas en los infantes a su cuidado, no se enuncia un solo hecho penoso referente a su labor. Bien merecido tienen que hoy en Granada exista un lugar que nos recuerda su huella de abnegación y sacrificio…. la memorable “Plaza de las Pasiegas”….  y que en su nombre exista el Museo de las AMAS DE CRIA en Cantabria.

A mediados del siglo XIX con el descubrimiento del biberón decae este oficio, más sin duda alguna, esta labor siempre sera recordada como una de las actividades mas sinceras y altruistas a cargo de estas inolvidables mujeres 

En honor a esas inolvidables mujeres

En honor a esas  inolvidables mujeres

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: